Una abeja dejó irreconocible la cara de Lele Pons

Lele Pons se encuentra de vacaciones en Italia junto a su familia, su perro y algunos amigos cercanos. Y aunque todo iba viento en popa, una abeja llegó a arruinarle los días que le quedan en aquel país.

No sabemos a ciencia cierta cómo y dónde ocurrió pero el lugar en el que la abeja decidió enterrar su aguijón fue el peor de todos, ¡la parte superior de su pómulo!, extremadamente cerca del ojo, lo que provocó una severa hinchazón y una coloración como si hubiera recibido un puñetazo.

Esperen el final…

Nada que ver con esta cara, esperemos que la hinchazón se vaya pronto.

Te recomendamos

Tienes que ver