Señales de que ya no eres una teen inmadura

El tiempo pasa volando y hoy quiero hablar un poquito de eso…

Parece como si fuera ayer cuando estaba en esa época de la secu/prepa en la que aunque yo me sentía súper “adulta” hoy veo atrás y lo único que puedo ver es a una chica que jugaba ser mayor.

No sé exactamente qué etapa es mejor, es por eso que hoy sólo me encargaré de mencionar algunas cosas que te hacen ver que le has dicho bye a esa adolescente bastante inmadura (pero a veces divertida) de tu pasado y te has convertido en una chica adulta a veces un poquito aburrida (pero encantadora).

La cantidad de café que bebes ahora es equivalente a la cantidad de alcohol que bebías hace unos años

Si las cosas han cambiado y ahora bebes más café que alcohol, felicidades… Ahora eres una adulta (un poquito aburrida) como yo.

Ves tus recuerdos en Facebook y dices: “¿Qué diablos sucedía conmigo?”

Mientras más atrás vas viendo en la línea del tiempo, peor te va cayendo esa “tú” que eras hace un par de años. Los chistes que decías ya no los encuentras graciosos, y mucho menos la forma en la que escribías (sin acentos, mayus y minus combinadas, etc…)

Tu habitación mientras menos colores tenga, mejor

De teen llenabas toda las paredes con posters y no dejabas ni un sólo espacio libre de la pared. Cuando te conviertes en adulto, la decoras pero de manera minimalista y máximo con unas luces navideñas para que se sienta más acogedor ése espacio.

rooom minimalist

Tu idea de un fin de semana perfecto no incluye ponerte borracha

Hace unos años moría que llegara el fin de semana para irme a casa de mis amigas y hacer una fiesta clandestina e invitar a chicos que incluso ni siquiera conocíamos. Obviamente en esas alocadas fiestas bebía alcohol sin importarme que al día siguiente estuviera muriendo por lo cruda que me sentía.

Hoy no hay cosa que más temor me cause que beber más de lo que no debo ya que si lo hago toda la semana siento que muero. Si así como yo tu fin de semana perfecto involucra ir al cine, dormir o ir de viaje a algún lugar, ¡bienvenida al club!

Ya no soportas escuchar canciones de hombres con voces chillonas

Mientras que antes enloquecías por el cantante que tuviera la voz más chillona sin importar que su canción fuera una basura, ahora te llaman más la atención las canciones con letras profundas y con voces graves de artistas que sean verdaderos músicos y no sólo un producto hecho por una disquera.

out

Cuidas tu celular como si fuera tu propio hijo

Recuerdo que antes no le dábamos mucha importancia a nuestro celular y lo traíamos en cualquier bolsa y si lo perdíamos en una fiesta no había problema, al fin nuestros papás nos tenían que comprar otro para saber dónde estábamos.

Hoy ese celular que tienes significa literalmente tu vida, ya que si lo pierdes, con él se van números de clientes de tu trabajo, tu correo, fotos privadas, etc…

¡Ah! Además de que sabes que si se te pierde, tú tendrás que comprar de nuevo uno, y no son nada baratos.

Los chicos que ahora te atraen son muuuy diferentes a los que te gustaban de teen

De adolescente inmadura te gusta el típico chico malo indomable y “rebelde” que le robaba el auto a su papá y pasaba por ti a la escuela para después ir a ver una “película” a su casa (creo saben a qué me refiero). Pero ahora tu idea de hombre atractivo para nada tiene que ver con eso, ahora prefieres alguien con metas, buen gusto para vestir (sin importar cual sea su estilo) e independiente.

No soportas estar rodeada de adolescentes

Por ejemplo, si vas al cine intentas ir entre semana y a la última función para que no te tengas que cruzar con adolescentes que gritan, hablan, ríen o respiran cerca de ti.

amiguisas

Dices frases como: “Mira a esa niña, no puede ser que sus papás la dejen vestir así”

Típico que ves a una chica de 15 años con minifalda, tacones y top “pones el grito en el cielo” y dices frases como: “Si yo fuera su mamá la regresaría a que se cambiara”. No te preocupes, es parte de tu nueva etapa adulta.

Ya no intentas encajar en ningún grupo de personas

Esa etapa en la que deseabas pertenecer a las más populares o tener un montón de amigos, ahora se ha ido. De hecho si alguna “amiga” habla a tus espaldas, ya no intentas aclarar las cosas o haces un drama, simplemente la apartas de tu vida y ya.

 

Te recomendamos

Tienes que ver