Outfits para dejarte ciega con tu propio brillo

Si no brillas es porque no quieres, porque sigues al pendiente de la opinión ajena. ¡Baby!, el brillo siempre le va a molestar a quien está en la oscuridad, así que deja de detener la luz que llevas dentro y ¡brilla! Si a alguien le molesta, pues que se tape los ojos o mire hacia a otro lado.

Vas a tener que traer gafas porque tu brillo va a ser demasiado, chula.

¿No te sientes segura de ti? Pretende estarlo y verás como se te hace costumbre.

En satín para que el sol te haga brillar más.

Las que no quieren brillar usan cosas ordinarias, ¡sal de lo ordinario!

Brillando hasta en outfits de oficinista.

¡Neón baby!

Entallada y preparada.

Brillando como siempre.

Dale movimiento a tu look.

¡Eso mamona, tú sigue brillando!

Tienes que ver