Lele Pons se convirtió en la mujer que todas deberíamos ser en San Valentín

San Valentín es un arma de dos filos. Esta fecha saca lo mejor de las parejas pero hace que las y los solteros se depriman sin razón alguna, como si el amor sólo fuera exclusivo de los amantes.

¡No chicas! está la familia, los amigos, las mascotas y por sobre todas las cosas, nosotras mismas. ¿Qué mejor fecha para demostrarnos nuestro amor y consentirnos que esta?

Y Lele Pons lo entendió a la perfección porque no esperó a que alguien la hiciera sentir especial, ella sabe que lo es y por eso se envió cientos de arreglos florales.

Así deberíamos ser…

Te recomendamos

Tienes que ver