Hábitos que drenan tu energía

Si todo el tiempo te sientes fatigada, estresada, llena de ansiedad, no puedes dormir, no logras encontrar motivación para nada y no te sientes feliz, entonces lo más probable es que uno o varios hábitos de tu vida te estén drenando la energía.

¿Cuáles son esos hábitos? , hoy te dejaré una lista de todas aquellas cosas que damos por sentadas, que creemos están bien pero que sólo nos están arrebatando nuestra energía. ¿Qué tienes que hacer? ¡Eliminarlos por completo de tu vida!

Preocuparte por lo que no puedes controlar

Preocuparte por lo que pueda ocurrir te desgasta enormemente. No puedes controlar el futuro, tienes que enfocarte en las cosas que sí dependen de ti y dejar de crear escenarios imaginarios, no inviertas energía en cosas que no existen o que aún no ocurren.

Dejarte absorber por preocupaciones ajenas

Si ya es complicado tener que lidiar con nuestros propios problemas, estresarte y preocuparte por los ajenos te dejará en la lona. Ayuda cuando puedas hacerlo, pero de nada sirve que te estés mordiendo las uñas por sucesos que no están en tus manos o que no te pertenecen en absoluto.

Ayudar a personas que no quieren ser ayudadas

Dejar de querer controlar vidas ajenas hará que la energía vuelva a ti. No ayudes ni te desgastes con personas que no quieren mejorar y que no pidieron tu ayuda u opinión.

Darle importancia a palabras y acciones ajenas

Si todo lo tomas personal, vivirás ofendida la mayor parte de tu vida. Recuerda que las personas no te hacen cosas; las personas hacen y dicen cosas y tú decides si influyen o no en ti. Además, estás en tu derecho de hacerle saber a la gente que no pediste su opinión, no te enganches y abraza tu energía.

Pasar tiempo con gente que desmotiva

Seguro que dentro de tu círculo hay gente que siempre que quieres emprender algo nuevo trata de jalarte al lado oscuro para que te quedes en el conformismo en el que ellos están sumergidos. Esas personas que no se alegran por ti y en cambio parece que quisieran verte derrumbada. De esos, hay que alejarse para siempre.

Hacer un trabajo que no disfrutas

La mayoría de nosotras está estudiando o estudiará una carrera que ni siquiera le interesa pero que se supone nos dará de comer algún día pero que nos frustrará de por vida. No te tomes tan a la ligera la profesión o el oficio que elegirás, porque lo que no haces con amor y pasión no te dejará nada en la vida más que amargura.

No saber decir ‘no’

Saber decir ‘NO’ es una de las mejores herramientas que puedes tener, es un filtro que alejará lo negativo de tu vida. No dejes entrar lo que no quieres que entre o tu energía quedará reducida a cenizas.

Querer quedar bien y complacer a todos

Lamentablemente a la mayoría de las mujeres nos educaron con la ideología de que siempre tenemos que vernos bonitas y jamás incomodar a los demás con lo que sale de nuestra boca, porque una dama no hace eso. Nos enseñaron que siempre tenemos que quedar bien con los demás y complacerlos aunque esté en contra de nuestros ideales o nos haga sentir incómodas.

¡Ya basta! Nadie es monedita de oro para caerle bien a todo el mundo, tienes que ser tú misma y expresar lo que sientes para rodearte de las personas que valen la pena, si a alguien no le gusta tu forma de ser, que se vaya.

No priorizarte

Anteponer las necesidades ajenas a las tuyas te dejará sin energía paulatinamente. Priorizarte, cuidarte y amarte no es ser egoísta, es lo que tienes que hacer para estar bien y así poder estar disponible para los demás.

Dar amor a quien lo valora

Estar en una relación en donde el amor no es recíproco te acabará lenta y dolorosamente. Deja de engañarte, quien tiene interés y quien ama lo demuestra, si te quedas ahí seguirás consumiéndote.

Te recomendamos

Tienes que ver