Formas de vestirte de blanco en invierno sin parecer un muñeco de nieve

Seguro que el blanco es un color que se te antoja en época de frío pero que evitas a toda costa para no lucir demasiado aburrida o por miedo a verte demasiado festiva, como si te fueran a confundir con un muñeco de nieve o algo parecido.

¡Basta de ideas tontas! Si hay una época en la que podemos aprovechar al máximo el color blanco, es la época invernal. Hay algunos truquitos que te ayudarán a vestirte por completo con él sin verte extraña.

Vestirte con un outfit enteramente blanco, no se trata de hacerle el feo a todos los demás colores, sólo a aquellos fuertes, así que los claritos son bienvenidos para crear contrastes súper suavecitos.

También puedes optar por que tus accesorios sean los que añadan toques de color discretos.

Otro truco maravilloso, es usar varios tonos de blanco, así no te ves plana.

Juega con las pashminas, estas le añaden un color sutil y además puedes quitarlas y quedarte enteramente en blanco.

Los grises claritos son geniales, porque prácticamente se funden con los blancos.

Puedes añadir un poco de contraste con tu abrigo. Así montas y desmontas a placer el color de tu outfit.

¡Chulada de chuladas! No le temas al blanco, ni te verás como muñeco de nieve ni como doctor.

Todo es blanco excepto los zapatos y las rayas de la falda. Así que juegas perfecto con lo visual.

Sí puedes usar negro, pero trata de que sea la minoría en un atuendo totalmente blanco.

Si le añades un toque sensual, ls cosas sí que cambiarán.

Las prendas blancas suelen lucir muy sencillas y hasta planas. Pero no tiene porqué ser así, añade textura y esto quedará solucionado.

Te recomendamos

Tienes que ver