Cosas divertidas que sólo a las chicas nos pasan en la borrachera

Todas, absolutamente todas las chicas tenemos alguna anécdota que contar de nuestra borrachera, algunas son muy normales, como perder tu celular, besarte con alguien horrible, beber más de la cuenta, entre otras cosas.

Pero en cuanto a género las cosas van por distintos caminos ¡Sí, lo admito! los hombres hacen cosas muy divertidas en las fiestas, son muy ocurrentes y aventados; pero a las chicas nos pasan cosas aún más divertidas y a veces sin hacer nada ¡simplemente nos pasan!

1. Conocemos a otras chicas en la fila del baño, incluso algunas veces hasta terminamos contándoles nuestros problemas en la vida.

drunk girl

2. Bañar a una de tus amigas para “rescatarla” de su borrachera; o en caso contrario, llorar y pedir perdón a la amiga que te está cuidando.

fila baño

3. Quedarse hablando un buen rato, con tipos que ni conoces y que al final nos inviten alguna bebida.

drunks

4. Si el chico está feo, terminamos dándole un número falso de celular ¡Pero cuidado! Algunos son desconfiados y si te marcan y no era tu número ¡Que osooooo!

numero falso

5. Al día siguiente de la borrachera nos llegan whats de un número desconocido. Y ya sobria, te das cuenta que a quien te estabas ligando no era para nada guapo ¡Fuchi!

horror

6. Nunca faltará tu amiga que dice “Voy a marcarle a mi ex” y tu misión de toda la noche es evitarlo o hacerla entrar en razón, con más alcohol ¡Lógica!

bebidas

7. Decirle a tus amigas “¡Déjenme yo puedo sola!”, porque tus tacones ya no te dejan caminar. Incluso a veces despertamos con moretones o cortadas que no sabemos cómo llegaron ahí.

dejenme

8. En el antro, cada cinco minutos tú y tus amigas se gritan “¡nuestra canción!” y es ahí donde nos sale nuestra bailarina profesional interna.

cancion

9. Hablar con el mesero o con el cadenero, como si fuese tu mejor amigo ¡Obvio para fines de favoritismo!

mesero

10. Cuando llegas a tu casa, tratar de tener una conversación coherente con tu mamá para que no note lo borracha que estás, o llegar a comer el guiso que hizo en la tarde.

coherente

Y tú ¿tienes alguna anécdota graciosa? Cuéntanos en los comentarios.

Te recomendamos

Tienes que ver