Razones por las que no deberías tatuarte las manos ni los dedos

Los tatuajes pequeños en las manos y dedos se han vuelto súper populares ¿y cómo no? se ven realmente encantadores, seductores y llamativos. Pero no todo es color de rosa cuando se trata de tatuarte esta zona, hay muchas cosas que debes considerar antes de tomar la decisión o podrías arrepentirte del resultado.

Checa y esto y toma una decisión más informada.

Por lo general no sanan bien

Cuando están recién hechos se ven asombrosos, delineados y perfectos, pero conforme van sanando van tomando otra forma, suele terminar viéndose borroso. No en todas las personas, pero es más probable que esto ocurra en la zona de los dedos que en otro sitio del cuerpo.

Es difícil calcular el grosor de la piel

El tejido en la cara, manos, pies es tan fino o tan grueso que requiere habilidad y práctica para “poner” el pigmento en el lugar perfecto. Tatuar demasiado superficial hará que el pigmento se caiga cuando la piel se regenera, demasiado profundo y aparecerá un tatuaje borroso o “moretones” de forma permanente. Ni siquiera un tatuador experimentado puede calcular con precisión la profundidad exacta.

Tendrás que retocarlo muchas veces

Al estar constantemente en movimiento es casi imposible hacer un tatuaje que dure. Por esa razón, todos los que llevan un tatuaje en la mano, incluso hechos por los mejores tatuadores del mundo, tienen que retocárselo frecuentemente.

Las palmas de la mano son peores

En la palma de la mano el tipo de piel que tenemos es bien distinta a la que hay en el resto de nuestro cuerpo. Suda más, tiene más roce con las cosas, así que se borrará y distorsionará sí o sí.

Es súper doloroso

Las manos tienen muchísimas terminaciones nerviosas, así que tatuar cualquier zona, incluso los dedos te dolerá bastante.

Hay muy poco espacio

Los tatuajes tienen que ser pequeños, así que si eliges a un tatuador con poca experiencia te quedará un tatuaje bastante malo. Incluso un tatuador experimentado puede que no cumpla las expectativas.

Será visible siempre

Los prejuicios en contra de los tatuajes poco a poco han ido derrumbándose, sin embargo aún existen y podrías tener problemas laborales por un tatuaje que sea siempre visible.

Cuidarlos será un suplicio

El proceso de sanación de cualquier tatuaje requiere muchísimos cuidados, pero el de las manos y dedos se multiplica y se vuelve casi imposible pues utilizamos las manos para todo. Así que mantenerlo aislado, limpio, sin roces y tranquilo será casi imposible.

Te recomendamos

Tienes que ver