Bárbara De Regil anda con guardaespaldas en la playa

Bárbara De Regil y su familia pasaron más de 100 días haciendo cuarentena en su casa y tan sólo el semáforo pasó a naranja, decidió que era hora de cambiar de aires, así que cambiaron de locación al bello puerto de Acapulco, en donde han estado alejados de la sociedad.

Y para asegurarse que nadie rompa su sana distancia y le contagien el COVID-19, decidió oportuno contratar a dos hombres para que hicieran de guardaespaldas mientras ella y Mar paseaban por la playa.

Si el miedo no anda en burro…

Aquí los susodichos:

Te recomendamos

Tienes que ver