Sandalias que pueden sustituir a tus tenis favoritos

Los tenis son el calzado perfecto para días casuales; es decir, son bonitos, cómodos, adaptables, todo terreno, atractivos y combinan con lo que sea. Sin embargo, en verano el calor es tan insoportable que tus pies y tus tenis deben darse un respiro. Es momento de abrir paso a las sandalias; no te mal vibres, que hay sandalias igual de cómodas y combinables que unos sneakers.

Unas sandalias de plataformas en color rojo. Porque combinarán con los colores de verano; desde colores cálidos (rojos/amarillos), fríos (verdes/azules), hasta neutros (blancos/negros).

Aprovecha la inversión para unas sandalias arregladas con telas tipo mascada. Si eres observadora, sabrás que las mascadas van bien con cualquier look, sin mencionar la suavidad en la que estarán tus pies.

Las sandalias perfectas para reemplazar perfecto hasta tus tenis preferidos ¡son unas blancas! Porque ya sabes que combinan con todo.

…pero si quieres descansar del blanco, es más que válido alocarse con unas sandalias de un color muy vibrante. Ya sabes, para darle vida a tus looks claros.

Unas sandalias deportivas de color metálico es lo más vanguardista que puedes usar. Es decir, son cómodas como unos tenis y, como están adelantadas a su época, puedes usarlas por varios años más.

Unas sandalias de plataforma negras son igual o más combinables que cualquier par de tenis. Con la ventaja de que dejan respirar a tus pies y evitan el sudor a toda costa.

Cuando el negro no es lo tuyo, es mejor inclinarse por unas sandalias rayadas. Pues al tener dos colores, las posibilidades de combinarla son mayores. Es como un 2×1, dos looks por un sólo calzado.

Unas sandalias coloridas harán que al final del verano digas “tenis who?”. Vas a usarlas con todo lo que hay en tu guardarropa y nunca cansarte de ellas.

Si tu estilo es más formal fresón, también habrá sandalias que te hagan ver bien. Prueba con unas que usarías en una boda después de haber bailado toda la noche.

Unas sandalias lisas, como las que usamos para bañarnos, con cintos como correas, son lo que tus pies necesitan. Será como estar caminando en unas chic y sofisticadas nubes todo el día.

El estilo chunky de los botines de invierno, también puede ser usado en unas sandalias tipo chunky. No sólo son cómodas como unos tenis, sino que estilizan tu cuerpo y te hacen crecer unos centímetros más.

Porque si tu plan es elevarte unos cuántos centímetros, cualquier par de sandalias sencillas con plataforma sustituirán de maravilla a tus sneakers. Recuerda que le estás dando un descanso a tus tenis, no un adiós.

Te recomendamos

Tienes que ver