Outfits invernales con pocas prendas para no parecer una cebollita

Cuando llega el frío exageramos al usar muchas prendas que abrigan poco. Lo más recomendable es usar pocas prendas que abriguen mucho. Porque al final terminamos pareciendo cebollas de tanta capa de ropa. Si lo que menos quieres es parecer una cebollita este invierno, mira los siguientes looks.

Suéter de algodón o lana tipo cuello de tortuga con jeans holgados (para usar algo debajo) y un saco grueso. Con estas prendas estarás preparada hasta para la tormenta.

Tú decides la combinación, de preferencia usa el cuello de tortuga blanco o negro para que pueda combinar con tus botines y sacos.

Un outfit de playera con manga larga, jeans holgados con algo debajo y una chamarra de pana. Te sorprendería lo combinable que es esta tela en esta temporada, sin mencionar que es calientita.

Un outfit casual (incluso con polera) con una chamarra de lana. La lana es el abrigo ideal para el frío, pues está creada por la naturaleza. Y tranquila, usar lana es cero crueldad animal.

Puedes buscar abrigos que se asemejen a pieles de animal pero que no lo sean; por ejemplo la polipiel o las chamarras de peluche son de lo mejor. Abrigan como si usaras cuatro chamarras a la vez, sin parecer una cebollita.

Si tu ciudad te lo permite (no es tan fría); podrás cubrirte con una simple playera de manga larga, cuello de tortuga y fajada. Obvio con pantalones largos.

Una falda con medias y un saco largo. De preferencia un saco que te llegue casi o más abajo de las rodillas ¿Por qué? Porque no sólo abrigará tus brazos, sino todo tu cuerpo.

Un outfit de mezclilla, porque la mezclilla se adapta al clima; con una chamarra de polipiel. Ambos tipos de prenda se complementan y además cobijan al doble.

Un vestido con medias y un abrigo de peluchito. Como ya dijimos, una chamarra así es como usar varias. Si en tu ciudad hace mucho frío, opta por medias gruesas.

Una sudadera holgada y unos jeans holgados. Este truco es muy básico y consiste en usar prendas estrechas y abrigables debajo de las que muestras.

Un overol con sudadera. El overol largo no sólo es muy calientito, puedes hasta llevar tu pijama debajo sin que nadie lo note.

Te recomendamos

Tienes que ver