Maneras de usar unas botas Chunky sin verte tosca

Las botas chunky son todas aquellas que tienen un aspecto más rudo, tosco y grande. No tienen nada sutil ni suavecito, y eso ha hecho que muchas mujeres les rehuyan como si estuvieran contaminadas. Pero tenemos que dejar de huir de lo que no entendemos y mejor atrevernos a conocerlo, probarlo y disfrutarlo.

Si quieres darles una oportunidad, estos outfits son ideales para ir conociéndolas, serán como su su primera cita, tras la cual seguro terminarás súper enamorada.

Tus skinny jeans van perfectos, añade una camisa a cuadros, una playera sencilla, hazle ondas a tu cabello y maquíllate como de costumbre.

Aunque no lo creas, puedes llevarlas al trabajo. Mantén el outfit sencillo para que ellas resalten y listo.

No todas las botas chunky tienen un mega tacón. Un buen truco para suavizar este tipo de botas es combinarlas con prendas de encaje.

No vas a creer lo increíblemente cómodas que son.

Los vestidos y playeras que ya incluyen una choker se ven espectaculares.

Puedes añadirles medias sin problema alguno.

Se adaptan hasta al estilo más especial.

Si quieres usar tacones cómodos y con mayor estabilidad, las botas chunky se hicieron justo para ese fin.

Lo rudo también es sexy, no tienes que ser delicada todo el tiempo ¡Que aburrido!

Los vestidos y este tipo de botas alargarán y adelgazarán tus piernas.

Ayudan a tener un look hipster con mayor facilidad.

Úsalas con absolutamente todo.

Te recomendamos

Tienes que ver