Invitaron al equipo de eslamoda a cambiar

¡Hola eslamoditas! Mi nombre es Fany, soy editora en eslamoda.com y les quiero contar algo curioso que me sucedió el día de hoy.

Hace un par de semanas escribí un artículo llamado: “Maneras en las que Internet cambió mi vida” en donde les compartía la odiosa experiencia que viví cuando nuestro proveedor de Internet decidió cortarnos el servicio en la oficina de Eslamoda. La razón aún no se aclara y el asunto es que aunque ya nos restablecieron el servicio, es muy deficiente.

Como se pueden imaginar, todos aquí necesitamos una buena conexión a Internet para poder escribir muchos de los contenidos que diariamente tú nos haces el favor de leer.

cute izzi

La falta de atención al cliente por parte de la compañía que nos provee servicio, nos hizo reflexionar de lo importante que es el Internet en nuestra generación y lo necesario que es tenerlo disponible las 24 horas del día, razón por la que decidimos crear la colección “Querido Internet” en la que hemos agregado los artículos:

Maneras en las que Internet cambió mi vida.

10 Señales de que eres adicta a Internet.

10 Cosas que suceden cuando tus padres no saben usar Internet.

7 Leyendas Urbanas de Internet que te dejaron un trauma.

13 Personas que no tienen miedo de que todo Internet las vea llorar.

Aquí comienza lo curioso…

emocionada

Hoy cuando ya estaba a punto de hacerme bolita en un rincón, llorar de la frustración y mandar mi caso con la señorita Laura, abrí mi mail y me encontré con un correo dirigido a Eslamoda que decía:

“izzi invita a Eslamoda a cambiar”.

Así es, todo indica que las personas de izzi también leen Eslamoda y se enteraron del pésimo rato que estamos pasando con la otra compañía de Internet.

Dentro del correo, izzi nos hizo una invitación para que probáramos por un periodo su servicio y así pudiéramos ver la diferencia en comparación a la competencia.

Su propuesta nos pareció tentadora y con la situación que estamos viviendo en las oficinas de Eslamoda, necesitamos una solución rápida y efectiva.

Después de hablar con ellos llegamos al acuerdo de que probaríamos su Internet sólo si nos daban autorización de hacerles saber a ustedes (eslamoditas) nuestra opinión honesta al usar este nuevo servicio.

Me sorprendió que accedieran a esta petición de nuestra parte, incluso nos hicieron la promesa de que no volveremos a sufrir por este tema (con esta frase me hicieron recordar un poco a mi ex) y aunque en estos momentos sinceramente no confío en nadie, los escucho demasiado seguros.

Se supone que mañana mismo vendrán a hacernos la instalación, yo lo único que quiero es que por fin podamos volver a trabajar con un Internet muy veloz.

Las mantendré al tanto…

Te recomendamos

Tienes que ver