8 Diferencias entre decir y sentir un ‘Te amo’

Uno de los grandes momentos de toda relación es cuando llega al famoso “Te amo”. Puede que sólo sean dos palabritas, pero te da una mezcla de alegría, pasión, alivio y sorpresa. Escucharlo o decirlo es un gran momento, pero puede llevar a las dudas. No quiero parecer negativa, pero a veces decimos “te amo” sin estar 100% preparadas. O lo decimos porque pensamos que nuestra pareja lo quiere escuchar. Sé que es difícil saber si lo dices sin sentirlo, por eso te traigo 8 diferencias entre decir y sentir un ‘te amo’.

Al sentirlo no son simples palabras / Al decirlo las palabras carecen de significado

No se trata sólo de las palabras, sino de cómo las dices. Si al expresarlo sientes una emoción fuerte en el corazón, como cuando das un primer beso ¡Sí son reales! Si cuando dices ‘te amo’ sientes como si nada, puede que no lo ames.

Sentirlo es decirlo espontáneamente / Decirlo es hacerlo después de que él lo dijo

Después de que tu novio te dijo que te amaba, seguro te sentiste presionada a decírselo. Lo que hay que vigilar ahora es comparar el número de veces que dices “te amo” con el “yo también te amo”. Si no después te preguntará si lo dices como una grabadora.

Sentirlo es amar a la persona / Decirlo es amar algo de la persona

Sé que suena difícil de explicar, pero en los halagos no deben venir los “te amo”. No me malinterpretes, no digo que los halagos sean algo malo. Pero decir que amas su cabello, su sonrisa, su sentido del humor ¡No es lo mismo a decir que lo amas! El amor es una conexión más profunda.

Si lo sientes lo dices donde sea / Si lo dices no lo haces delante de otros

Entiendo perfectamente que muchas chicas no se sienten cómodas expresando sus sentimientos frente a los demás y es posible que prefieras mantenerlo entre ustedes dos. Pero no es excusa, porque puedes susurrarlo al oído cuando hay gente. Si lo dices sólo a escondidas, puede que no lo sientas.

Sentirlo es decirlo sin problemas / Decirlo es con rodeos

Cuando verdaderamente lo sientes dices “te amo” sin titubear, sin rodeos y sin apenarte. Si lo dices en forma juguetona, balbuceando o acortando la frase… quizá sea tu mente pensándolo mejor. Además escucha si lo dices diferente a cómo se lo dices a un amigo o a tu mascota.

Sentirlo es decirlo en toda situación / Decirlo es en situaciones cuestionables

Las chicas esperamos a decir “te amo” después de una situación romántica, después de eso lo decimos sin problemas. Sin embargo, si sólo dices estas palabras después del sexo, de una pelea o cuando su relación corre peligro, no es una buena señal que digamos.

Sentirlo es demostrarlo / Decirlo no se refleja en las acciones

Decir cosas dulces al oído de tu pareja no debe ser la base de la relación. Si de verdad amas a un chico lo tratas como tal. No digo que tengas que desvivirte porque lo sepa, pero debes ser amable, considerada, respetuosa, paciente, cariñosa y honesta con él.

Sentirlo es resguardar las palabras / Decirlo es repetirlo siempre

Existe una delgada línea entre decirlo sin problemas porque lo sientes y decirlo todo el día a todas horas. Debes darle al “te amo” el respeto que se merece, no debes usarlo para terminar una frase o para adornar tus textos.

Te recomendamos

Tienes que ver