14 Razones para amar el cuerpo que ya tienes

No importa cómo sea tu cuerpo, lo importante es que lo respetes y lo quieras tal y como es, por eso si alguna vez te sentiste mal con tu cuerpo (así como me sucedió a mi), te doy estos tips que me sirvieron de mucho.

g

1. Tu vida no va a ser diferente.

Tu vida no va a ser diferente si tu cuerpo es un poco diferente. Todas las personas que te quieren lo harán de la misma manera, sin importar lo que peses. Además, no vas a ganar ningún premio por perder peso. ¡Piénsalo!

2. Tu tiempo es valioso.

No vale la pena desperdiciarlo preocupándote por tu figura. Mejor empléalo en un desayuno con tu amiga de la infancia, leyendo un libro que verdaderamente te apasione, o haciendo una limpieza profunda de tu clóset (por fin podrás sacar toda esa ropa vieja que ya no usas).

3. La comida es deliciosa y está hecha para que se coma.

No puedes pasar tu vida entera privándote de todas las delicias que existen, como pasteles, crepas, muffins, donas. No, no estamos diciendo que te atasques de comida, sólo recuerda que de vez en cuando no hace daño.

4. Lo más importante es que estés saludable.

¿Acaso tu salud está en peligro? ¿Necesitas bajar de peso porque tu médico te dijo que lo hicieras? ¿No? ¡Entonces no te preocupes! Simplemente haz ejercicio y come bien, es lo único que necesitas.

5. La apariencia no es permanente.

¿Te gustaría desperdiciar toda tu vida deseando haber sido diferente? o ¿prefieres disfrutar las sorpresas y alegrías que cada edad tiene preparadas para ti?

ooo

6. No existe ningún cuerpo “perfecto”.

Buscar lograr el cuerpo perfecto es una idea igual de tonta y errada que querer subirte a todos los juegos de un parque atracciones sin hacer fila.

7. Los estudios demuestran.

Los estudios demuestran que las personas que comen lo que quieren cuando se les antoja y paran cuando tuvieron suficiente, son menos propensas a tener problemas de peso. Comer no debería tratarse de privación, simplemente de tomar decisiones conscientes.

8.Vanidad.

Nadie notará si pierdes o ganas unos kilitos por vanidad. Es posible que tú tampoco lo notes.

9. A veces deseas tomar un cocktail con azúcar.

Todas las dietas te limitarán a tomar simplemente una copa de vino o un vaso de whisky con agua mineral (o peor aún, natural). Esto está cero cool.

10. Pasteles.

Se siente horrible sentir que no puedes permitirte comer una rebanada de pastel en la oficina. ¿Qué pasa con las oficinas y los pasteles? Parece que los pasteles aparecen mágicamente en las oficinas, al igual que las señales de piso mojado. Excepto que los pasteles son un motivo de alegría, y mejor aún, un pretexto para socializar.

ddd

11. Estereotipos de belleza.

Recuerda que los estereotipos de belleza son determinados por Hollywood (Un lugar que está lleno de locura). Jennifer Lawrence confesó “En Hollywood, soy obesa. Soy considerada una actriz gorda. Yo como igual que un hombre de las cavernas. ¡Soy la única actriz que no tiene rumores de anorexia! Nunca voy a permitirme morir de hambre. Soy invisible. No quiero que las niñas pequeñas piensen: Quiero lucir como Katniss, por eso me voy a saltar la cena”.

12. Logros.

Seguramente ya tienes muchos logros que presumir y bajar la pancita no tiene que ser uno de ellos. ¿Te convertiste en directora de la compañía a los 30 años, duplicaste tu salario a los 28 años, y estás en una relación con alguien que te adora? Tu vida es completamente perfecta sin importar cómo luzcas.

¡Eres hermosa tal y como eres!

via: cosmoenespañol

Te recomendamos

Tienes que ver