Carta para una amiga con el corazón roto

Hola amiga:

Últimamente he escuchado que estás triste y que tu vida parece ser ‘una mierda’ cuando sé que realmente sólo estás herida, cansada, y que muy en el fondo, también sigues ilusionada. Alguna vez me dijeron (cuando mi situación era igual de deplorable que la tuya) que el método más eficaz era olvidar, odiar, y no perdonar; ya sabes, que ignorara todo aquello que provenía de ‘aquella’ persona.

gif rosa

Otros tantos (porque tengo que ser sincera, buscaba consejos hasta debajo de las piedras) me animaban a esperar, a seguir intentando, a no rendirme, que ignorara lo negativo y buscara lo positivo que me dejó esa relación. Algunos pocos me animaban diciendo que aquella persona iba a volver.

Ahora veo todo desde una perspectiva distinta, pues me he dedicado a pensar, y sentir muy poco.

amor gif

Me he percatado que todos los consejos que nos dan sí sirven, pero dependen demasiado de tu estado de ánimo.
Pero hoy, que estoy pensando en lugar de estar sintiendo, sólo quiero decirte que no te aferres más: Déjalo ir.
Lo sé, lo sé, me vas a decir que ‘estoy loca’ y que él es el amor de tu vida, pero aún así no tienes otra opción.

Para convencerte de intentar hacer esto, te quiero dar una buena razón: El amor de tu vida no te abandonaría tan fácil, ni tampoco te dejaría llorando sabiendo que estás sufriendo por él.

Te tengo una pregunta… ¿Hace cuánto que no eres feliz?

Es terrible, ¿verdad? Es terrible darte cuenta que no hace mucho no lo eres como te gustaría. Por eso te digo: ¿Por qué sigues esperando?

¡Continúa, avanza! Deja todo atrás y camina a buscar lo que alguna vez te hizo falta.
Hoy dolerá, mañana también, no puedo mentirte, pero es natural. Es el proceso por el que todas tenemos que pasar, no te puedes aferrar a algo que no es para ti.

Hay alguien allá afuera esperando que fijes tus enormes ojos en él, alguien tan inteligente que te valorará y te enseñará que la vida puede ser un paraíso si bailas al ritmo adecuado.

Te lo digo yo, que vivía en la mierda. Mi error fue esperarlo, quererlo, creer que iba a volver, aunque en el fondo, todos mis órganos y pensamientos supieran que era mentira, que él y yo estábamos mejor cada quien por su cuenta.

Hoy puedo ver el pasado, bien agarrada de la mano con mi presente. Lo mejor que puedes hacer es ser sincera contigo misma y no engañarte con palabrerías como: Me extraña, está herido, me buscará, está confundido, estamos hechos el uno para el otro.

mejores amigas

No quiero que sigas hundida y rota, quiero que saques todo lo que debes, y camines viendo mariposas, nubes, el cielo y las cosas buenas de la vida.

Te deseo lo mejor, y te quiero ver feliz. Y por favor: Cuídate, y recupérate pronto.

Atte: Sam C.

Te recomendamos

Tienes que ver