Vestidos que ya deberías ir consiguiendo para tu graduación

Las chicas del comité de graduación (que son muy pocas) ya están vueltas locas con la planeación de la graduación, el resto de las mortales lo vemos como algo muy lejano. Puede que tus parciales, documentación o tesis te tengan súper ocupada pero ¿qué hay de tu vestido de graduación?

Quizá ahorita parezca algo irrelevante, pero tu graduación es la celebración de triunfo, el festejo por tus tantos años de esfuerzo ¡Y debes lucir como una diosa! No cualquiera se gradúa. Por eso te recomendamos ir consiguiendo tu vestido de graduación, he aquí unos ejemplos.

Una vez una compañera creyó que si vestía de blanco en su graduación, se le cebaría casarse. Al final se arriesgó y lució hermosa.

Algunas chicas somos tan indecisas que no nos podemos decidir entre dos colores. Pero si buscas bien (y tienes tiempo) puedes conseguir un vestido que combine ambas tonalidades.

El rosa en las graduaciones son un clásico, por ello hay tantos vestidos de este color. No obstante, estás a tiempo de buscar el más hermoso y original de los vestidos rosas.

Los vestidos de dos piezas son igual de hermosos como los de uno. Además en caso de algún imprevisto o cambio de parecer, cambiar alguna de las piezas es posible.

El vestido rojo es para chicas que aman atraer la atención. El rojo es un color atractivo naturalmente, sin mencionar que le queda bien a todos los tipos de pieles. Así no tienes que ponerte a investigar.

La pedrería en los vestidos está un poquito pasado de moda ¡Pero pedrería en todo el vestido es de alta costura! Puedes aprovechar el cambio de temporada para conseguir un vestido caro a un mejor precio.

Si estás obsesionada con Disney y te aferras a la idea de lucir como una princesa este día tan especial. Puedes conseguir un vestido sacado de un cuento de hadas ¿En dónde? En las tiendas de novias.

Nunca falta aquella chica con buen gusto que lleva un vestido similar al tuyo. Por eso debes buscar un vestido con detallitos originales. Como un bordado de flores, abertura media o de espalda.

Los vestidos nudes ya se están dejando atrás; sin embargo, puedes aprovechar el remate de estos vestidos. Porque no importa que pase de moda, seguirás luciendo increíble.

Nadie espera que alguna chica vaya de vestido corto a su graduación ¡Pero es la mejor de las opciones! existen vestidos igual o más elegantes que los largos. Y la originalidad te dará puntos extra.

El turquesa es un gran color para los vestidos de graduación porque A) ayudan a perfilar el cuerpo, B) es un color universalmente favorecedor y C) es lo suficientemente obscuro para cubrir manchas imprevistas.

Este año se están poniendo de moda los colores electrizantes, esas tonalidades vivas como el amarillo o naranja. Busca en tu tienda más a la moda un vestido similar antes de que acaparen los mejores.

Un vestido ampón para lucir como la realeza te irá muy bien. Este día es tan o incluso más importante que tus XV’s, pues refleja tu esfuerzo.

Al fin y al cabo el vestido de graduación debe reflejar tu verdadero yo. No olvides conseguir ese vestido tan original que refleje tu personalidad y que te haga sentir cómoda para disfrutar toda la noche.

Te recomendamos

Tienes que ver