Vestidos de XV años para las que no quieren lucir como Princesa

Se acercan tus XV años pero no estás muy segura de si hacer fiesta o no porque realmente no quieres lucir como una princesa recién salida de un cuento de hadas frente a todos ¡Tranquila! que no tienes porque privarte de una fiesta sólo porque odias este tipo de vestidos.

Ya hay muchísimas opciones para todo tipo de gustos, y hoy te mostraremos algunos modelos que te harán lucir hermosa pero sin esos vestidos ampones y llenos de olanes por todos lados.

No es necesario perder todo el volumen en el vestido, hay algunos modelitos que poseen algo parecido pero muchíismo más discreto y sutil.

El tul es ideal para vestidos cortos, obtendrás un poco de volumen pero no el que te hace lucir como princesa. Además si dejas atrás los tacones y usas tus tenis favoritos le imprimirás mucho más personalidad.

Los vestidos de dos piezas rompen la simetría del vestidos y te dan una apariencia mucho más juvenil y moderna.

Los colores vibrantes te ayudarán a darle más realce al vestido.

Si lo que te molesta de los vestidos de XV años tradicionales es abuso de decoraciones, opta por telas completamente lisas ¡Se vale!

Un corte asimétrico te permitirá tener las ventajas de un vestido corto y uno largo al mismo tiempo.

El punto es verte sensacional, elegante pero al mismo tiempo sentirte cómoda. Así que elige algo con lo que te sientas realmente bien.

No elimines de tu lista de posibles al color dorado, es tu noche y tienes que brillar.

¿Mangas largas? ¡Por supuesto!

Un vestido corto y sencillo a veces es más que suficiente.

Te recomendamos

Tienes que ver