Tu celular: un mal tercio.

Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

Te recomendamos

Tienes que ver