Tristes verdades de las mujeres que tenemos cero flexibilidad

Desde pequeña me he caracterizado por una cosa: No tener ni un centímetro de flexibilidad. Así que este contenido va dedicado a todas aquellas chicas que como yo, jamás han logrado tocarse la punta de los pies con las manos sin sentir que se desgarran la pierna.

Desde pequeña muchas de tus amigas presumían que podían hacer esto, pero tú sólo pensabas: “Si lo intento, en la vida volveré a caminar”.

flexibilidad

Siempre te dio miedo intentar hacer algo similar en los juegos del parque.

mujer posando parque

Te has dado por vencida al querer imitar fotos de Pinterest.

mujer flexible

Así te viste la primera y única vez que entraste a practicar un deporte. Por supuesto jamás regresaste.

gaga haciendo yoga

Las única vez que lograste ser muy flexible, fue aquella cuando bebiste tanto con tus amigas que quedaste dormida en la posición más incómoda jamás antes vista.

flexibilidad-en-mujeres

Una de las peores cosas es cuando te da comezón en alguna parte del cuerpo y tus manos no llegan, así que sólo te queda ir corriendo con tu mamá a pedirle que te rasque.

problemas-de-flexibilidad-mujeres

Si tienes una amiga igual que tú, sabes que tratar de imitar estas poses puede hacerlas terminar rompiéndose una pierna o gravemente heridas.

amigas-posando-pinterest

El tipo de yoga que practicas es muy diferente al de la mayoría de la gente.

nada de flexibilidad

En caso de que hayas intentado ir a yoga, ésta fue tu cara cuando la maestra te pidió que hicieras una pose que sabías que no lograrías.

yoga-mujeres

“Expectativas vs Realidad” de practicar pole dance y no ser flexible.

pole dance mujeres

 

Por eso he decidido no luchar más contra mi naturaleza y quedarme a ver pasar la vida así:

asi-vivir
¡No es cierto, no sigan mi ejemplo y pónganse a hacer ejercicio!

Te recomendamos

Tienes que ver