Tips para dejar de comparar tu cuerpo con el de las demás

Todas, absolutamente todas, necesitamos un poco más de positividad corporal y amor propio. El propósito de hoy es hablar de algunos trucos para comenzar a frenar esos pensamientos negativos que tenemos sobre nuestro cuerpo. Porque a veces el problema es nuestra cabeza diciéndonos cuán “imperfectas” somos y termina destruyendo nuestra autoestima.

Usa la ropa que tú quieras y te guste

Si amas algo ¡No lo dejes ir! ¡Debes usarlo! No te limites a probar cosas que te gustan porque piensas que se te verá mal. No dejes que las “normas” de la moda o las ideas neandertales de otras personas se interpongan entre tú y ese precioso vestido que viste en el aparador.

Pruébate en la tienda todo lo que quieras

Ya dijimos que uses toda la ropa que desees. Para no gastar en vano, mi recomendación es tomar la prenda, probártela y pensar en cómo te sientes con ella puesta. Si te incomoda no la compres, pero si te da seguridad ¡Corre a pagarla! Además así no te quedarás con la espinita.

Haz todas las actividades que te agraden

Nunca pienses que no puedes hacer algo a causa de tu cuerpo. En realidad, es nuestra mente la que nos limita a hacer cualquier cosa. Si piensas positivo te motivarás a correr un kilómetro, hacer pole dance, subir una montaña, etcétera. Con práctica y dedicación verás lo equivocada que estabas.

No cambies nada tu cuerpo si tú no lo deseas

No debes dejar de comer o beber algo porque eso mantiene tu cuerpo funcionando. Obviamente debemos comer sanamente y ser activas por salud. En cuanto a lo cosmético ¡todo es superficial! Es decir, que la depilación con cera, el blanqueamiento o las cirugías plásticas ¡No ayudan a tu cuerpo a funcionar mejor!

Celebra tu individualidad

Ya sé que esta frase suena a un “Soy única y diferente”, pero es verdad. Piensa en que tu cuerpo es único y que lucir diferente es todo lo contrario a algo negativo. En lugar de tratar ser igual al resto ¿Por qué no celebrar tu individualidad?

Considera tu altura como perfecta

Cualquiera que sea tu altura, está bien. No importa si eres chaparrita, mediana o muy alta. Sé que estas son sólo palabras que no logran convencerte; pero piensa en que hay otras chicas que probablemente desearían tener tu altura. Porque todas queremos lo que la otra tiene.

Reflexiona que otro cuerpo no te hará más feliz

En muchos lugares se nos intenta convencer que el cuerpo ideal resolverá todos nuestros problemas. Nada que ver con la realidad. Siempre habrá algo que nos traiga preocupaciones e inseguridades. Todavía pensarás en la escuela, trabajo, familia, amor, dinero etc. La felicidad no está vinculada con tu peso o estatura.

Sube fotos a tu Instagram sin miedo alguno

Instagram es un lugar para compartir fotos pero muchas de ellas no representan la realidad. Hay filtros, aplicaciones, ángulos o efectos de cámara que hace que muchas chicas luzcan perfectas en sus fotos. Así que mantente enfocada en ti, en el mundo real y no dejes que las redes sociales jueguen con tu cabeza.

Usa ropa linda con audífonos y música motivadora

Cuando salimos a la calle con un look sexy, salen a flote nuestras inseguridades. Pero con unos audífonos y música de pasarela te sentirás como una reina. Créeme, hay playlist de Britney, Bon Jovi, The Weekend o Beyoncé que te harán sentir más positiva, linda y alegre.

Te recomendamos

Tienes que ver