Tips para comenzar a bajar panza antes de semana santa

Año nuevo ya pasó y si uno de tus propósitos fue adelgazar para las vacaciones, te tenemos una noticia ¡Las primeras vacaciones se acercan! Aunque parezca lejana, la semana santa nos alcanzará muy pronto y bajar la pancita no es cosa de dos días. Si quieres dejar de hacer desidia ¡Pon fecha! y comienza a seguir estos tips para que en menos de un mes te conviertas en un mangazo.

Ten un calendario sobre tu consumo de agua

Es preferente que tomemos mínimo 2 litros de agua al día, pero tomar dos litros de un día para otro te podría estropear la vejiga. Para activar el funcionamiento de tus órganos comienza tomando un vaso de agua media hora antes de cada comida por una semana, después agrega un vaso al despertar, antes de dormir y bañarte (semanalmente). De preferencia fría.

Incluye postres sólo en el desayuno

Comer dulces en el desayuno, como un chocolate o un pastelillo, ayuda a prevenir antojos a lo largo del día y así moderar tu ingesta de azúcar. Además consumirlo temprano es bueno porque al final de tu día, tu cuerpecito ya lo habrá digerido.

Haz snacks sanos para toda tu semana

Si buscas en Pinterest “Snacks saludables” podrás ver lo deliciosos, nutritivos y sencillos que pueden llegar a ser. Te recomendamos hacer esta actividad tu fin de semana y tenerlos listos para tu semana laboral. En caso de no tener tiempo compra en el súper yogurt, palomitas naturales o fruta.

Deja de hacer desidia y ¡Paga tu inscripción al gimnasio!

¿Cuántas de nosotras no comenzamos el año con este propósito? Como lo dijimos anteriormente, no bajarás de peso de la noche a la mañana. Te queda más de un mes, paga tu inscripción dos meses por adelantado, así tendrás la motivación de ya haber pagado y aunque sea de compromiso ¡Irás!

Prefiere las frutas y verduras con fibra

Todas las frutas y verduras son buenas porque llevan vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita para funcionar bien, pero ¿sabías que algunas te ayudan a mejorar la digestión, retener menos líquidos o depurar el organismo? Algunos ejemplos son papaya, pera, zanahoria, piña, apio, manzana, limón, tomate, entre otras.

Asigna un horario y actividad para dormir

Cuando restringimos el sueño aumentamos la hormona que estimula al hambre. Te recomendamos dormir mínimo 6-8 horas por noche. Si te es muy difícil acostarte temprano haz alguna actividad relajante como leer un libro, meditar con velas, escribir un diario o hacer yoga.

Come de 5-6 veces al día y regístralo en un diario

Sé que suena raro decirte que tres comidas al día no es bueno para bajar de peso. Comer de 5 a 6 pequeñas porciones (o snacks sanos) al día, incrementará tu metabolismo. Además si escribes un diario de comida serás más rigurosa y según unos estudios comenzarás a comer menos de lo necesario.

Comienza un hobby relajante

Existen diferentes maneras para manejar tu estrés, una de ella es comenzar un hobby que te relaje. Los memes dicen que las chicas andamos enojadas por el hambre ¡Pero es mentira! Es cierto que comer controla el estrés por la liberación de dopamina, pero otra actividad como escribir, correr o coleccionar te ayudará con ese problema.

Busca una amiga que quiera bajar de peso

Sabemos que controlarte al comer, dormir, ejercicio o incluso beber es una tarea difícil. Pero se ha comprobado que tener una compañera incrementa la motivación. Así podrán ir juntas al gym, al supermercado, comparar resultados o hasta llevar una sana “competencia”.

Te recomendamos

Tienes que ver