Terribles errores que están evitando que adelgaces

Todas hemos hecho alguna dieta alguna vez, o hemos tratado de hacer ejercicio o comer mejor para así poder tener la figura de nuestros sueños. Pero lamentablemente muy pocas lo logran, se necesita fuerza de voluntad, paciencia, constancia y además tener una idea muy clara de lo que tenemos y no tenemos qué hacer.

Si lo has intentado varias veces sin resultados positivos, entonces quizá estés haciendo todas estas cosas que no deberías hacer.

Saltarte comidas

Tenemos la idea de que para adelgazar hay que comer menos y entonces nos brincamos el desayuno o la cena sintiendo que eso nos hará adelgazar. Pues no podemos estar más equivocadas. Si te saltas una comida, tu metabolismo se vuelve lento y le envía señales a nuestro cuerpo para crear grasa. Lo ideal es comer hasta 5 veces al día: desayuno, refrigerio, comida, refrigerio y cena (obvio todo tiene que ser balanceado y sano).

Pasarte horas y horas sentada

La falta de actividad física es el pero de nuestros enemigos. Si te la pasas sentada en la escuela o en el trabajo, y llegas a casa a acostarte a ver series, jamás perderás esa grasa necia aunque comas sano. Necesitas moverte más, caminar, hacer al menos 20 minutos de ejercicio al día o no podrás lograr tus objetivos.

Comer en lugar de tomar agua

Hay veces que confundimos el hambre o el antojo con la sed (aunque no lo creas). Así que la próxima vez que sientas hambre o antojo de alguna golosina no sana, toma agua, lo más seguro es que esa sensación desaparezca.

Romper tu plan alimenticio por alguna celebración

Cuando comenzamos el objetivo de perder peso, comemos súper bien los primeros días, pero tan sólo llega el fin de semana, o una fiesta o reunión se nos atraviese, y todo lo ganado vale gorro. La fuerza de voluntad es indispensable, tienes que apegarte a tu objetivo sin importar lo que se te atraviese en el camino.

Usar el elevador

Si donde vives, trabajas o estudias hay un elevador, no lo uses. Trata de ir siempre por las escaleras. Así te mantendrás mucho más activa. También puedes caminar en lugar de subirte al carro o al transporte público.

No dormir bien

Dormir bien es mega importante, tu cuerpo necesita descansar y recuperarse. La falta de sueño provoca que nuestro cuerpo nos pida comida con más calorías, grasas y azúcares para poder funcionar. Así que duerme bien y come sano.

Comes demasiado rápido

Si comes demasiado rápido tu cuerpo tardará más en enviar la señal a tu cerebro de que ya estás satisfecha. Mastica más lento, disfruta la comida y verás que comes porciones más pequeñas.

Comer en la calle

Comer en al calle es de los peores errores, porque no permite controlar la grasa, calorías y azúcares que consumes. Trata de preparar los fines de semana la comida de toda tu semana. Sepárala en recipientes y consúmela día a día. Al final se te hará un hábito.

Ponerle azúcar al agua

Deja de ponerle azúcar al agua o de comprar aguas saborizadas (y mucho menos refrescos). Toma agua natural, te helado, añade frutas congeladas, pero no añadas azúcar nunca.

Hacer dieta

Hacer dieta significa comer bien y hacer ejercicio un periodo determinado de tiempo. Si quieres adelgazar y mantener tu figura, las dietas no te servirán jamás. Te guste o no, es necesario modificar tu hábitos alimenticios de por vida, de otro modo te la pasarás rebotando al terminar cada dieta.

Te recomendamos

Tienes que ver