Soy la peor candidata para ser novia de alguien y no me avergüenza

Soy muy buena para hacer muchas cosas en esta vida, pero también debo reconocer que no soy buena en especial para una: Saber ser novia de alguien.

Sé que muchas mujeres me van a criticar y me hasta me van a decir amargada, pero prefiero aceptar que esto es algo que no se me da y ni siquiera me interesa estar atada a una persona. La verdad esto no está en mi naturaleza. Quiero hacerte saber mis razones por si tú también eres parte de mi equipo y piensas de manera similar.

Odio ir a reuniones familiares.

No me veo acompañándolo a la carne a la que sus tíos o papás me invitaron y tener que platicar con su familia de cosas que en realidad no me importan. Suena cruel, pero prefiero confesarlo en vez de fingir.

No soy una persona detallista.

Siento que no sería justo que la otra persona tratara de tener gestos lindos conmigo y yo no le regresara nada a cambio. La verdad es que me da mucha flojera tener que pensar en hacer detallitos para demostrar que quiero a alguien.

Por más que lo he intentado no puedo hablar como niña chiqueada al tener novio.

Cuando veo una pareja que se habla con otra voz “tierna” a toda hora del día, me causa un poco de escalofríos.

Me gusta pasar mucho tiempo sola.

Amo tener tiempo para leer, dormir y hacer mis cosas a la hora que yo quiera. No me gustaría compartir ese tiempo con alguien más, ya que tendría que dejar de hacer cosas que me gusta hacer a solas.

No me veo a futuro teniendo hijos.

Me da gusto que haya mujeres que son felices teniendo hijos y dedicándoles tiempo. Yo podría estar casi segura de que no sería una buena madre, ya que me desquician los llantos de los pequeños y no tengo mucha paciencia. Así que prefiero evitarle traumas a esos niños que yo pudiera tener.

Me enamoro muy fácil y desenamoro aún más.

Por experiencia propia puedo decir que pierdo el encanto o el enamoramiento de manera muy rápida, y por culpa de esto le he roto el corazón a más de uno. Cuando ellos piensan que todo va bien y están más enamorados que nunca, simplemente ya no siento nada por ellos. No sería justo romperle así su corazón.

No me gusta dar explicaciones de qué haré en mi día.

Si me quiero ir hoy de viaje, si quiero estar toda la tarde con mi mejor amiga o si quiero irme toda la noche con mis amigos, es mi decisión, no me gustaría tener que dar explicaciones.

Me cuesta mucho ser fiel y prefiero tener “amigovios”.

No hay nada peor que ser infiel y mentirle a una persona que te quiere. Por eso prefiero no comprometerme con nadie y tener muchos “amigovios” sin compromiso.

No le doy importancia a las fechas.

¡Argh! Festejar a cada rato porque cumplen meses desde el primer beso, tener que ir a comer juntos y todavía llevarlo al cine para festejarlo, no es algo que me agrade.

 

 

Te recomendamos

Tienes que ver