Serendipia | Capítulo 2: Blanco

Capítulo 2

“Blanco”

-¿Cómo te llamas?- le pregunté

-¡¿Qué?!- me respondió gritando.

-¿Qué cómo te llamas?- le dije gritando todavía más fuerte, estaba haciendo muchísimo viento y parecía que la lluvia nunca iba a parar.

-Ah, CA MI LA – me respondió escribiendo cada sílaba en el aire.- Bueno, me tengo que ir a mi casa, me estoy congelando. ¡Mucho gusto!

Siempre he sido tímido, no me gusta salir de fiesta y he tenido los mismos amigos desde hace mínimo 7 años. Soy un ermitaño forzado a vivir en una realidad social. Ella se veía como la que fue popular en la escuela, la que a todo mundo le cae bien, como una chava de las que ponen en cámara lenta en las películas. Pero había algo en ella que hacía mucho tiempo no veía en nadie más, la capacidad de sorprenderse.

-Mi carro está aquí cerquita, ¿te llevo?- gracias a esta simple combinación de palabras casi se le salen los ojos a la mujer y me vi envuelto en un abrazo un tanto sorpresivo.

-¡Sí! Vivo aquí a 6 cuadras.

Corrimos hasta llegar a mi carro y al entrar volteamos a ver nuestras caras empapadas y azules por el frío y comenzamos a reír. De camino a su casa me hizo muchas preguntas al mismo tiempo, fue algo así:

-¿Cuántos años tienes? y ¿qué estudias y ¿eres de aquí? ¿tus pestañas son reales?

En lugar de contestar, me le quedé viendo y sonreí. Estaba seguro que había pensado que era un violador en potencia por ese gesto, sin embargo cuando voltee a verla un segundo más tarde, ella estaba sonriendo de regreso.

-Aquí es vuelta a la derecha…

Al girar el volante, lo último que alcancé a ver fue una luz, ella gritó, yo intente girar y a partir de eso, blanco.

Nuevos capítulos: Lunes y Viernes.

Alejandra Hernández Aguirre
Instagram: alehernandez
Facebook: Serendipia

Te recomendamos

Tienes que ver