Señales de que siempre saboteas tus relaciones

El sabotaje me suena a esa envidiosa del salón que hace planes malvados dispuesta a destruir relaciones. Entonces el sabotaje no es algo que te harías a ti misma, pero el auto sabotaje es algo real y puede que ocurra en tus relaciones. No es algo que planees ni que hagas de manera consciente. Los miedos son la fuente de poder del autosabotaje. ¿Quieres saber si tú lo haces? Checa esto.

Te estresas porque sientes que tu novio te engaña

A veces nuestra mente insiste en que nuestro novio nos engaña porque A) podría tratarse de una verdadera infidelidad o B) es mera inseguridad y paranoia tuya. El autosabotaje es la segunda y la más difícil de notar hasta que tu pareja se harta y te deja… sin que te haya sido infiel.

No olvidas el pasado

¿Batallas para pedir disculpas? ¿Perdonas pero no olvidas? ¿Te guardas rencores? Todo esto puede dañar una relación, siempre mantendrás a tu novio a cierta distancia emocional y terminarás saboteándolo todo. Si no puedes perdonarlo, deberías considerar si vale la pena la relación.

Siempre quieres tener la razón

Hay una frase que dice “Nadie quiere a un sabelotodo” porque es la verdad, existen conceptos o situaciones abstractos en los que ninguno debe tener la razón, como la religión o la política. Si quieres ganar toda batalla con tu novio, vas a sabotearla, a veces es mejor ceder.

Te involucras sentimentalmente con otros chicos

No hablamos de infidelidad como tal, sino que te acercas sentimentalmente a otro chico que terminas desplazando al pasado. Este es el autosabotaje más común y la principal razón es que te asusta el compromiso o que te rompan el corazón.

Vives en una fantasía

Sé que a veces vivir en tu mente es mejor que la realidad. El problema es que si te metes tanto en tu cabeza, podrías perderte a lo que tienes enfrente ¡Tu pareja! Esto puede hacer que hagas lo incorrecto a veces y puede causar problemas de vinculación emocional.

No te detienes a pensar por tu novio

Digamos que un amigo te invita a una cita a solas y vas (con las mejores intenciones) sin detenerte a pensar en tu novio ¡Eso es sabotearte! Sabemos que eres una chica independiente y no necesitas permiso, pero debes detenerte a pensar si lo que haces puede lastimarlo. No hay que lastimar a quien amamos.

Evitas salir de tu zona de confort

¿Evitas situaciones complicadas? ¿Amas a alguien pero te convences de que no? ¿Nunca involucras tus sentimientos? No evolucionar tu relación para evitar el dolor o por un desamor del pasado puede traer complicaciones en tu nueva relación. Es como un círculo vicioso.

Tu cabeza siempre te critica

La voz de nuestra cabeza puede ser motivadora pero a veces es de lo peor. Si te encuentras en un mar de pensamientos donde crees que no eres suficientemente buena para una relación o que te estás equivocando ¡Es sabotaje inconsciente! Evita que las voces negativas se vuelvan más grandes.

Dejas que las pequeñeces se apoderen de tu relación

Digamos que evitas ver a tu novio porque tienes mucha tarea, porque hay problemas en tu casa o porque no tienes mucho dinero ¡Relájate! Todas necesitamos un respiro y si ver a tu novio en lugar de relajarte te estresa ¡Deja de evitarlo y confronta la situación!

Te recomendamos

Tienes que ver