Remedios maravillosos para hacer crecer tus uñas en una semana

Tener uñas sanas y largas es el deseo de todas las mujeres, sin embargo debo advertirte que aunque estos remedios son súper efectivos, no funcionarán si es que te muerdes las uñas, si usas jabones abrasivos o si usas esmaltes de muy baja calidad de esos que dejan las uñas amarillas y que hay que estar retocando cada dos días. Así que primero hay que cambiar esos hábitos para que estos trucos tengan el efecto deseado.

Vinagre blanco

Lava tus manos con un jabón neutro y sécalas perfectamente. Coloca un poco de vinagre blanco en un tazón donde quepa tu mano y el vinagre cubra tus uñas. Remójalas durante 5 minutos y después enjuágalas con agua tibia para retirar el olor. Hazlo de dos a tres veces a la semana, evita pintarlas hasta que veas un cambio significativo.

Suplementos para uñas

Tener una dieta sana y rica en proteínas es el secreto para que tus uñas estén sanas. Si lo deseas puedes consumir suplementos que contengan biotina, o que estén creados específicamente para ayudar a tus uñas.

Ajo

El ajo es un ingrediente mágico, hay varias maneras de aplicarlo. Una es machacarlo y aplicarlo directamente en las uñas durante 10 minutos. Puedes hacerlo todos los días para mejores resultados. O bien puedes machacarlo y añadirlo a un esmalte endurecedor transparente y aplicarlo de esta manera.

Cola de caballo

No es que tengas que ir a robarle unos pelos de la cola a un caballo ¡no! Se trata de una planta medicinal que ayuda a que tus uñas crezcan con rapidez. Para ello necesitas hacer una infusión y sumergir tus uñas cuando esté tibia, déjalas ahí por 15 minutos y después sécalas sin enjuagar. Puedes repetirlo las veces que quieras a la semana.

Leche y limón

En un tazón mezcla media taza de leche y el jugo de un limón. Sumerge las uñas durante 15 minutos tres veces a la semana y verás que tus uñas comienzan a reflejar un cambio excepcional.

Aceites naturales

Puedes elegir entre aceite de oliva, almendras o ricino, o bien combinar un poco de cada uno en un tazón. Sumerge tus uñas durante 15 minutos y masajéalas incluyendo tus cutículas. Enjuaga con agua tibia, seca sin frotar y repite las veces que quieras a la semana. Verás que lucen más hidratadas y fuertes.

Crema hidratante para uñas

Trata de usar una crema hidratante que sea específica para uñas. Úsala cada vez que te laves las manos, y cada vez que desees mantenerlas humectadas, esto ayudará a fortalecerlas aún más.

Evita el acetona

Adquiere un removedor de uñas que no sea tan agresivo con ellas y evita usarlo tan seguido. O bien si usas acetona, lava tus uñas después de usarla y huméctalas para contrarrestar el daño.

Te recomendamos

Tienes que ver