Realidades de toda chica con más de un año de noviazgo

El otro día leí un chiste negro que decía “Si tu novia te decía bebé y terminaron antes de los nueve meses… considérate un aborto”. Pensé en que cada pareja va a su velocidad, pero después de un año toda relación es distinta a la del comienzo ya que toda chica ya pasó por lo siguiente:

Ya fueron a un evento familiar juntos

No hablo de ir a comer con los suegros, hablo de un evento formal. Como boda, quince años, bautizo, etc. En donde conocieron a toda la familia y se presentaron formalmente como “novios”.

Te ha visto en tus peores fachas

Obvio al principio te esforzabas mucho en tu presentación personal, después te esmerabas poco, después lo normal… hasta lucir en pijama, con lagañas y greñuda. Seguro fueron casos especiales, como enfermedad o visita sorpresa.

Ya te peleaste con él muy fuerte

De chiquitas nos decían “los que se pelean se quieren” para molestarnos. Pero es la verdad. Enfurecer con tu pareja refleja que ambos se aman demasiado y que no dejarán las cosas al aire… aunque eso implique pelearse muy feo.

Sientes la química

¿Para qué nos hacemos mensas? Tenemos novio y sí pensamos en el “momento de la verdad”. Cuando al fin sucede puede que estén temerosos, en diferentes sintonías o hasta incómodos. A estas alturas se entienden perfectamente.

Conoces al 80% de su familia

Te sabes todos los chismes de su familia y él los de la tuya. No sólo sabes los nombres de sus padres y hermanos; también ubicas a sus primos favoritos, tíos buena onda, abuelos, etc. Y a los que no conoces seguro viven en otra ciudad.

Adoptaste sus gustos

Sean polos opuestos o separados al nacer, no van a coincidir en todos los gustos. Así que terminaste adoptando sus placeres, aunque para ti sean culposos. Incluso llegan a mimetizarse a tal grado… de accidentalmente coincidir en outfit.

Tu novio te ha cuidado ebria

Una vez al año (ponerse mala copa) no hace daño. Estás súper agradecida por aquella vez en que te cuido de la borrachera. Aunque al día siguiente morías de vergüenza.

Ya durmieron juntos

Independientemente de lo íntimo, ya pasaron al menos una noche juntos. Además, para tu suerte, no roncó. En caso de que sí, siento decirte que tus noches no serán fáciles. En cualquier caso, dormiste como un bebé porque él te da seguridad.

Aumentaste el número de tus amigos

Si ese chico es tu novio, obvio es por su buen gusto ¿Qué podrías esperar de sus amistades? Los consideras buenos amigos. Pues ellos te adoran, porque has hecho a su amigo muy feliz.

Te recomendamos

Tienes que ver