Razones para preferir a un CHICO MALO antes que a uno BUENO

Muchas personas creen que el “Chico malo” es aquél que se convierte en un perfecto patán contigo, pero yo tengo otra forma de ver las cosas …

Para mi un “chico malo”, es ese que hace las cosas de manera sincera, no sigue las leyes de la sociedad y siempre lucha por lo que quiere.

En lo personal estoy cansada de salir con chicos “buenos”, los cuales a veces terminan siendo muy aburridos e incluso falsos. Por eso aquí van las razones por las cuales prefiero salir con uno “malo” que con uno “bueno”.

wow-chica

 

-Un chico malo es seguro de sí mismo, independiente y no tiene otra forma de hacer las cosas mas que de manera sincera.
– Un chico bueno trata de tomar otras personalidades para caer bien, cree que te enojarás con él si no te cumple tus caprichos. Grave error.

– Un chico malo no te acosa ni te pregunta con quién estás cada 5 minutos, ya que no le pasa por la cabeza que le estás siendo infiel. Si te llama es simplemente para saber si estás bien o necesitas algo. Él sabe que así como él piensa en ti, tú también estás pensando en él.
– Un chico bueno aunque no te lo diga se la pasa acosándote en Facebook y gasta su valioso tiempo investigando con quién te mensajeaste o con quién fuiste a comer. Te manda mensajes por Whatsapp cada 10 minutos preguntando si lo quieres o si piensas en él.

chicoss

– Un chico malo te hace sentir protegida e incluso más segura de ti misma. Si deben tomar una decisión siempre pensará en ambos y no sólo en ti o en él.
– Un chico bueno quiere que lo hagas sentir protegido, no pueden decidir algo sin antes consultarte.

– Un chico malo nunca dejará que alguien te haga daño y hará lo necesario (hasta golpear a alguien) con tal de que te pida perdón. No es que me guste la violencia, pero vaya que esto es sexy.
– Un chico bueno tendrá miedo de meterse en un problema por defenderte y se quedará callado.

– Un chico malo jamás te aburrirá y podrá darte sorpresas a su estilo, las cuales lograrán quedarse clavadas en tu memoria.
– Un chico bueno te hará una carta rogándote que no lo termines nunca.

– Un chico malo cuando quiere ser romántico planea algo que vaya a provocar fuego y emociones dentro de ti.
– Un chico bueno te decorará tu habitación con fotos y aunque esto es lindo no dejará gran huella en ti.

– Un chico malo sabe como hacer que lo veas como un hombre y no como un niño.
– Un chico bueno siempre discutirá por cosas tontas que te harán sentir que discutes con un niño.

– Un chico malo te hará saber cuando cometiste un error y te dirá la verdad por más dolorosa que sea.
– Un chico bueno siempre estará de acuerdo con tus decisiones y para él siempre tendrás la razón.

– Un chico malo no deja que ninguna mujer lo domine, ni siquiera su propia madre.
– Un chico bueno no puede hacer algo sin la autorización o el visto bueno de su mamá.

– Un chico malo tiene la confianza de sacar su sentido del humor un tanto ácido, el cual a nosotras nos puede hacer perder la respiración de tanta risa.
– Un chico bueno critica a los hombres con ese sentido del humor diciendo la frase: “Se pasa de la raya”.

son mas

– Un chico malo pondrá toda su pasión al besarte y tocarte en la intimidad, además te provocará hacer cosas que jamás imaginaste.
– Un chico bueno tendrá el miedo de no cumplir las expectativas y estará nervioso a cada momento.

– Un chico malo se convierte en tu confidente.
– Un chico bueno se convierte en tu mejor amigo.

– Un chico malo el día que tenga un hijo lo educará de tal forma que jamás se deje hacer menos por otros y le enseñará a hacer lo que le guste en la vida.
– Un chico bueno lo hará inseguro y le enseñará a no enfrentar sus problemas.

– Un chico malo no necesita presumir lo que tiene, tenga o no dinero él sabe que lo que vale.
– Un chico bueno quiere compensar con cosas materiales su deficiente personalidad.

– Un chico malo es espontáneo, se pone nuevos retos y le emociona aprender nuevas cosas.
– Un chico bueno es predecible y a veces hasta aburrido.

– Un chico malo nos motiva a sacar a esa chica mala que traemos dentro.
– Un chico bueno quiere que seamos como muñequitas de porcelana.

– Un chico malo no se preocupa por lo que vayan a decir de él, si tiene un tatuaje o se dedica a algo totalmente extraño.
– Un chico bueno vive con miedo ya que le preocupa qué piensen de él.

– Un chico malo siempre será él mismo estando contigo o sin ti.
– Un chico bueno en el fondo siempre deseará ser un chico malo.

Y tú, ¿cuál prefieres?

Te recomendamos

Tienes que ver