Motivos por los que amo tenerte como hermana

Tener una amiga que te acompañe en todas tus aventuras y que te entienda aún mejor de lo que te entiendes a ti misma, es un regalo que no todas las personas pueden presumir. Por eso hoy tengo que gritarle al mundo los motivos por los que me haces feliz.

1. La ropa.

Lo mejor de tener una hermana, es que siempre puedes compartir la ropa o los zapatos. En mi caso no aplica del todo, pero por lo menos podemos compartir las blusas y las chamarras, así tenemos mucha más variedad en los outfits.

2. La sinceridad.

Cuando hay algo que tus amigas o amigos no se atreven a decirte, puedes ir a preguntarle con toda honestidad a tu hermana y ella te dirá la verdad sin importar que tan dura sea.
hermanas

3. Los apodos.

Tú y tu hermana se tienen tanta confianza que constantemente están poniéndose apodos para burlarse una de la otra y de todas las situaciones que viven.

4. La neutralidad.

A tu hermana puedes contarle todo para que te dé un consejo neutral y sincero.  Ella te conoce a la perfección, con defectos y virtudes, por lo que puede darte un punto de vista mucho más objetivo sobre si estás haciendo bien o mal.

5. La amistad.

Con tu hermana compartirás momentos inigualables, porque además de sentir la confianza y el cariño de una amiga, compartes lazos de sangre, lo que las hace inseparables. No importa cuántas veces se peleen, siempre volverán a estar juntas.
cute sisters

6. La complicidad.

Si tienes una hermana, entonces sabes que ella es la mejor cómplice. Desde pequeñas hacían travesuras juntas y ahora te entiende cuando tienes problemas con tus papás, y hasta te abre la puerta en la madrugada para que nadie se entere que llegaste tarde de la fiesta.

7. La compañía.

Una ventaja de tener hermana (o en este caso también hermano) es que siempre tuviste compañía para jugar o para ir a la escuela, incluso cuando tus papás te llevaban a casa de los abuelos o los tíos, cuando ibas a fiestas o cuando en la noche te sentías asustada, no tenías que estar sola. En fin, cada paso que diste en tu vida fue más fácil porque la tuviste a ella para acompañarte.

8. Las peleas.

Sí, aunque parezca increíble amo tener a mi hermana porque las peleas son intensas y me hacen valorar los puntos en los que debo ser mejor y en los que debo ser más firme. Encontrar la solución a las peleas con tu hermana te ayuda a ser mejor persona.
sisters

9. Compartir.

Gracias a que tengo una hermana he aprendido a compartir mi ropa, mi recámara, mis juguetes, a mi papás y lo mejor de todo, los gastos en regalos familiares.  Jajaja

10. Las risas.

Mi hermana y yo pasamos horas riéndonos de tonterías y chistes que solamente ella y yo entendemos. Seguro sabes perfecto de lo que te hablo.
Si tienes una hermana, comparte este post.

Te recomendamos

Tienes que ver