Maneras inesperadas de deshacerte de los puntos negros

Ya sé que va a sonar asqueroso pero tienes que saberlo, los puntos negros no son otra cosa que células muertas y suciedad del exterior mezcladas con tu propio cebo. Aparecen en varias zonas en el rostro o incluso en el cuerpo y quitarlos es todo un tormento si no conoces algunos truquitos como los que hoy traemos para ti.

Diles adiós y permítele a tu piel lucir hermosa y sin molestos y asquerosos huéspedes.

¡Lávate la cara!

Como ya dijimos los puntos negros no son otra cosa que una mezcla entre tus células muertas, suciedad y grasa. Así que para evitar que aparezcan tienes que procurar lavar tu rostro al menos dos veces al día. Y también puedes usar un maquillaje que no tape tus poros.

Pegamento

Compra un pegamento blanco líquido de esos que usabas en la escuela (sólo asegúrate de que no sea tóxico). Humedece una toalla con agua caliente y colócala en la zona donde vayas a aplicar el pegamento, así abrirás los poros. Ahora sí, coloca una capa fina en al zona, deja que seque por completo y retíralo. Lava tu rostro con agua fría y jabón al finalizar.

pegamento puntos negros

Cepillo de dientes

No vayas a usar el cepillo con el que lavas tus dientes, usa uno nuevo. Lava tu rostro con agua caliente para abrir los poros, coloca un poco de jabón antibacterial en la zona a trabajar y cepilla con suaves masajes para exfoliar esos feos puntos negros. Recuerda enjuagar con agua fría para volverlos a cerrar.

Cinta adhesiva

Así es, esa cinta que usas para envolver regalos en navidad se deshará de tus puntos negros. Lava con agua caliente la zona en donde la vayas a colocar para abrir los poros, seca perfectamente y pega la cinta. Presiona un poco para adherirla bien, deja que repose un minuto y retírala con firmeza y rapidez. Repítelo las veces que sea necesario.

diurex

Clara de huevo y papel

Bate una clara de huevo y aplícala en las zonas donde se forman los puntos negros. Coloca dos hojas de papel higiénico o servilleta de papel encima y espera una hora antes de que se seque bien, es decir, cuando el papel esté duro. Quítalo suavemente pero con firmeza y enjuaga con agua fría.

Cera

La cera además de eliminar los vellitos puede llevarse consigo a los molestos puntos negros. Coloca una capa en la nariz, espera hasta que se ponga dura y jálala. Matarás dos pájaros de un tito, pues retirarás los posible vellitos y aniquilarás a los puntos negros. También puedes utilizar la cera fría que usas en las piernas.

Sal y leche

Necesitarás un chorrito de leche y bastante sal. Prepara la mezcla de manera que quede una masa arenosa. Utiliza esta mezcla para pasarla por tu nariz o en la zona donde tengas los puntos negros. Verás que con el paso de los días la cantidad irá disminuyendo hasta desaparecer completamente y sin dejar marcas.

salleche

Pasta de dientes

Mezcla sal fina con pasta de dientes de menta en proporciones similares hasta formar una pasta arenosa. Aplícalas de manera uniforme sobre tu nariz dando suaves masajes sin lastimar tu piel. Deja reposar unos minutos y enjuaga con agua fría.

Vapor y tus dedos

Otra manera sencilla aunque no muy recomendable pues podrías dejar marcas, es retirarlos tú misma exprimiendo la zona con tus dedos. Puedes hacerlo mientras te duchas y el vapor abre tus poros.

Te recomendamos

Tienes que ver