Dime tu edad y te diré cuál outfit de antro te va mejor

El recurrente problema a la hora de salir de antro es el “¿Qué me pongo?”. Te dejaremos una lista con la sugerencia de vestuario según tu edad. No tienes que seguir el consejo al pie de la letra, incluso puedes escoger el look dependiendo de qué edad quieres lucir. El punto es que te sirvan como inspiración.

18 y 19 años, vestido brillante

Eres primeriza en los antros, es tu oportunidad de brillar. Un outfit casual pero coqueto es perfecto para celebrar tus primeros años de mayoría de edad. Además este look es juvenil como tú, serán perfectos el uno para el otro.

20 y 21 años, outfit con personalidad

Estás en la edad de definirte, así que usa tu personalidad y estilo para sobresalir del resto. Haz que tu naturaleza salga a la luz con una polera de tu banda favorita, mini shorts o mini falda y tacones.

22 y 25 años, vestido coquetón

Esta edad es el punto exacto de la madurez; es decir, que te caes de buena como la manzanita. Aprovecha tus dotes para ser la chica más guapa del antro con un vestido corto, de escote o estrecho.

De 26 a 30, falda o pantalón a la cintura y top corto

El outfit pasado era para realzar las curvas que tienes, este es para conservarlas. Ahora tu metabolismo no es tan rápido, pero para seguir con un un cuerpo perfilado te recomendamos una falda o pantalón a la cintura y un top corto.

De 30 a 35 años, vestido corto, elegante y glamoroso.

Eres una chica madura, pero aún tienes tus aires de juventud. Déjate llevar y luce un vestido corto pero sin perder el glamour. Es decir, no lleves un vestido de tirantes o demasiado corto y apretado. Conserva tu madurez y sofisticación. Tienes más dinero, puedes costearte un outfit elegante, caro y fino. Así tu entrada al antro será casi en automático o hasta serás confundida con alguna celebridad. Utiliza tu outfit para reflejar tu poder sobre los más jóvenes.

De 36 años en adelante, un outfit digno de pasarela

Ahora, con tu estilo pulido, tu aire juvenil y tus ganas de seguir en la fiesta se reflejará en un outfit súper pulido. Es decir, una falda larga que esté de moda, un buen top y zapatos de diseñador. Parecerás la dueña del lugar y todos querrán sentarse contigo.

Te recomendamos

Tienes que ver