Me di cuenta que decir TE AMO, se queda corto con lo que en realidad siento

Hoy desperte con una sonrisa, de esas veces que ni siquiera te das cuenta de que estás sonriendo. La razón, tú.

Desde hace mucho que no pasa ni un sólo día sin que te diga, “te amo”. Hoy quiero hacer un poco más que eso. Hoy necesito expresarte lo que mi corazón siente por haber encontrado un hogar en ti y que en tu mirada haya la  seguridad de que a pesar de todo lo que pase, al final del día todo estará bien.

Tengo que aceptar que me da un poco de miedo pensar que algún día llegues a creer que el “te amo” es una rutina y no porque en verdad lo sienta. Pero de una vez te aclaro, si te lo digo cada día, es porque agradezco al destino que nos haya puesto en el mismo camino. Jamás creas que esas palabras se están convirtiendo en algo monótono para mí.

agarrados

¿Sabes? Contigo me emociono con tan sólo pensarte. Me emociona saber que ya vienes para mi casa y que no importa lo que hagamos, tú conviertes en una aventura lo más simple, desde comer una pizza, hasta cuando nos ponemos a cantar en el auto sin importar lo que digan los demás. Tú haces mi vida más divertida.

Muchas podrían pensar que soy muy cursi y empalagosa contigo por expresarte lo que estoy sintiendo, pero es que en verdad que las palabras “te amo” se quedan cortas para expresar lo que mi cuerpo y mi corazón sienten por ti.

Te confieso que me encanta cuando me tomas de la mano, abrazas o me das un beso tierno, ya que lo haces con un cuidado y amor especial que me hace sentir la mujer más afortunada de este mundo. También no te puedo negar que me veo toda la vida contigo, no sé si con hijos, no se si casados, con mucho o poco dinero, simplemente nos puedo ver caminando juntos de la mano, así como lo hacemos todos los días.

Yo sé que no eres perfecto, y ¿sabes una cosa? No quiero que lo seas, ya que eso te quitaría ese encanto tan único que sólo tú tienes.
Lo único que te pido es que cuides mi corazón, ya que lo tomaste sin permiso desde ese momento que te vi y no lo quiero de vuelta. Contigo se siente bien, así que guárdalo como el más grande regalo de amor que jamás te hayan dado.

Te recomendamos

Tienes que ver