Cuidado que debes darle a tu ‘zona v’

Al igual que cuidas de tu rostro, manos, cabello y demás partes de tu cuerpo, es igual de importante que prestes mucha atención a tu ‘zona v’ ya que así, además de sentirte más cómoda y segura de tu cuerpo, evitarás molestas infecciones vaginales.

Saba® entiende que para ti es de gran importancia cuidar de esta sensible zona de tu cuerpo, y como expertos en la materia, te compartirán unos consejos de cuidado íntimo muy útiles que te ayudarán a tener una higiene en esta área.

Usa ropa interior de algodón

La piel de la ‘zona v’ es muy delicada y por la misma razón es fundamental cuidar que en ella no haya humedad que pueda provocar enrojecimiento, picazón o erupciones. El algodón permite que la piel respire, ayudándote a contrarrestar las posibilidades de una infección.

Crea el hábito de usar protectores diarios

La transpiración y el flujo que puede producir nuestra ‘zona v’ pueden provocar desde hacerte sentir incómoda, hasta una infección. Los protectores diarios alejan la humedad de tu piel, haciéndote sentir seca, fresca y cómoda en tu día a día. Recuerda cambiarlos mínimo 3 veces al día.

Usa prendas que no sean muy apretadas

Usar prendas que causen mucha presión día tras día (ej: skinny jeans, bodysuits, etc.) solo provocarán una mayor temperatura en tu ‘zona v’, lo que favorece la aparición de bacterias y hongos debido a la falta de ventilación de tu piel. Lo recomendable es encontrar un balance en tus outfits de diario usando con mayor frecuencia leggings, faldas o pants.

Cambia tu toalla frecuentemente

Aunque cada cuerpo es diferente y cada chica tiene características propias durante su periodo según su organismo, lo recomendable es cambiarlas cada 4 horas para evitar infecciones en tus partes íntimas.

Las toallas de Saba® son las únicas con sistema anatómico interno que se amolda de distinta manera adelante y atrás, así puedes estar segura de que tu toalla se ajustará a tu cuerpo. Además cuentan con cubierta suave y aloe vera para cuidar la piel de tu zona V.

 

Antes de cambiar tu toalla, protector diario o tampón lava tus manos

¡Esto es súper importante! Recuerda que minuto tras minuto estás en constante contacto con tu celular, transporte público, barandales y demás cosas que contienen bacterias. Lo último que deseas es que éstas lleguen a tu ‘zona v’, por eso lava muy bien tus manos antes de entrar en contacto con ella.

Mantén tu higiene con jabón íntimo

La ‘zona v’ al ser un área ácida, no es compatible con los jabones neutros ni perfumados. Por eso es indispensable que uses jabones íntimos… Estos están diseñados para prevenir olores, hidratar y principalmente no alterar el equilibrio de tu pH.

Después de limpiarte con papel higiénico, usa toallitas húmedas íntimas

Así eliminarás la transpiración, bacterias y residuos de tu ‘zona v’. Además de que te sentirás mucho más fresca y limpia.

Después de hacer ejercicio, limpia tu ‘zona v’

Si fuiste al gym, a correr o realizaste cualquier otra actividad que te provocó transpirar más de lo normal, date el tiempo de limpiar tu ‘zona v’ con mucha delicadeza y cuidado. De igual manera usa toallitas húmedas íntimas para evitar rozaduras o lastimarla. No olvides siempre hacerlo de adelante hacia atrás y no al revés.

Con estos consejos de Saba® te sentirás con mucha más confianza y podrás disfrutar de tu feminidad al 100% sin preocuparte por otra cosa más que por ser tú misma.

Te recomendamos

Tienes que ver