Cosas que te suceden cuando la mayoría de tus amigos son hombres

Hay algunas chicas que por más que lo intentan, no se llevan mucho con los chicas y prefieren tener amigos varones y es que estar con chicos es lo mejor, te protegen, te hacen reír y te dan consejos para ligar. Y la verdad es que no tiene casi ningún contra, a menos que le gustes a uno y todo sea muy incómodo.

Pero ese no es el punto ¡Al grano! si tú eres como una de esas chicas y tienes tu “grupito de puro chico” seguramente te sentirás identificada con la siguiente lista de situaciones que apuesto te pasaron más de una vez:

Los chicos no se te acercan

Es bastante útil cuando vas a una fiesta y no quieres que intenten ligarte, sólo te mantienes dentro de tu grupito y eso los ahuyentará. Lo malo viene cuando te gusta un chico y este se intimida porque siempre te ve con muchos chicos y teme acercarse pues no sabe si alguno anda o quiere contigo.

Las personas olvidan que eres una chica

Cuando estás con tu grupito alguien hace un comentario sobre mujeres y tu alegas “Oye, aquí hay una chica” pero su respuesta es “Sólo eres un chico con cabello largo” eso es muy divertido.

ammm

Tus tías se preocupan por ti

Tu mamá ya sabe cómo es que funciona la cosa, pero tus tías seguramente están preocupadas porque pasas mucho tiempo sólo con chicos y no tienes una sola amiga.

Bebes sin miedo

Si vas de fiesta con “tus chicos” puedes estar segura de que nadie va a propasarse contigo y de que al final de la noche puedes llegar con seguridad a casa.

drunk

La rudeza te nace

No importa qué tan frágil o que tan pequeña seas, no te dejas de ningún chico, aunque sea más grande que un toro, sabrás que tus chicos te cuidan la espalda.

La llegada del mar rojo

No importa cuánto te juntes con ellos y cuánto parezcas un chico, el mar rojo está ahí para que te des cuenta de que todavía sigues siendo una chica.

my period

Te vuelven loca las niñas

Has estado tan alejadas de ellas que ahora cada que escuchas a una chica con su risita boba, con sus gritos sin sentido y con los eternos dramas de la vida das gracias de tener un grupo de amigos.

Te vuelves master del doble sentido

Ya nadie puede alburearte o hacerte un comentario con doble sentido sin que tú se lo regreses como es debido. Se convierte en un nuevo idioma que dominas a la perfección.

risas

Maquillaje

Ahora los deportes, las bicicletas y otras cosas son más atractivos para ti, porque tu lógica es “¿Quién necesita esmalte si me lo voy a despintar en el baloncesto?”.

Eres un diccionario de groserías

Conoces todas y cada una de las groserías e insultos; incluso algunos tan avanzados que podrías hacer sangrar ambos oídos de una chica normal.

bitchs

Lo que la gente piensa

Una de dos, o eres una lesbiana (que no tiene nada de malo) o eres una zorra. Mira, mientras tú y tus amigos sepan que no ¡Qué más da!

Le delicadeza al comer desaparece

No es que te vuelvas un cavernícola, pero me refiero a que no te cohibes al comer enfrente de los chicos. No pides ensaladas si tienes mucha hambre. Y además les das batalla pues a veces hasta comes más que ellos.

Te recomendamos

Tienes que ver