Cosas que sucederán si estudias una carrera que no te gusta

La vida se basa en tomar decisiones… Decisiones que no muchas veces son sencillas de tomar por el miedo al “qué dirán”, a la presión social o por el temor a fracasar. Cada día a cada hora nuestro objetivo en la vida en teoría, debería ser enfocarnos en ser felices y en hacer lo que nos gusta, el problema es que muchas veces nos olvidamos de eso y tomamos el camino incorrecto.

Un ejemplo claro de lo que hablo, es cuando elegimos una carrera que no nos hace felices, ni nos motiva a seguir creciendo como personas. Con este artículo no busco meterte miedo, lo único que intento es dejarte pensando muy detenidamente en cuál es tu meta en este mundo y si en verdad vas por el camino correcto… Si no haces caso a lo que tu corazón te dicta y eliges una carrera universitaria que no te llene, es muy probable que comiences a tener estos sentimientos y pensamientos…

Cada día, de cada mes, de cada año, sentirás que estás perdiendo tu tiempo

Y ten en cuenta que este jamás regresará.

Te sentirás menos inteligente que los que sí eligieron esa carrera por convicción

Al no poner atención ni tener el interés que tus compañeros (a los que sí les gusta esa carrera), creerás que no eres una persona capaz de hacer nada bien. Es posible que sientas que eres más “tonta” que los demás sin entender que en realidad no es así.

Vivirás reprobando y estresándote cada semestre

Lo peor de todo es que dentro de ti estarás diciendo: “Estoy intentando hacer tanto para nada”.

uni

Te intentarás engañar a ti misma diciéndote que sí te gusta

El no querer enfrentar un cambio radical para tomar la decisión de cambiar o salirte de esa carrera, te hará quererte engañar a ti misma haciéndote creer y obligándote a que te guste lo que estás estudiando (aunque dentro de ti sepas que no estás feliz).

Hay grandes probabilidades de que jamás la vayas a terminar

No es por quererte echar la mala suerte, pero lo que comienza mal, termina mal.

Si es que llegas a terminar la carrera, terminarás con un trabajo que muy probablemente te frustre y no te guste

No hay sentido.

otro dia

Más que defraudar a tus papás, te defraudarás a ti misma

Necesitas entender que sólo tú sabes qué es lo que te hace feliz y a qué te quieres dedicar. No busques complacer a otras personas, ni siquiera a tus padres.

Vivirás pensando la pregunta: ¿Qué hubiera pasado si hubiera tomado el camino que yo quería?

Y no es algo que te vaya a gustar…

Te recomendamos

Tienes que ver