Cosas que suceden cuando te enamoras de un cretino

“Uno no manda en el corazón”.  Puede sonar un poco simple pero es cierto. La decisión de quién va a ser el protagonista de nuestros desvelos, muchas veces no la tomamos nosotras.

A veces nos pasa que queremos tener sentimientos por algún chico que es súper especial, pero la verdad es que por alguna extraña razón sólo podemos verlo como amigo. Y por otro lado a veces nos enamoramos de algún chico que sabemos que no nos hace bien, ya sea porque él es una mala influencia para nosotras, porque sepamos de antemano que él no nos puede dar lo que necesitamos (emocionalmente hablando), o que esté en una relación con alguien más. Sea lo que sea sabemos que él no es para nosotras, pero aún así no podemos hacer nada en contra de nuestros sentimientos.

Éstas son algunas cosas que pueden pasar si decides darle una oportunidad a ese chico al que realmente no le importas.

1. Sentimos que nos estamos esforzando de más.

A veces queremos mantenerlo interesado para tratar de romper sus barreras. Hacemos cosas tan simples como escribirle primero, sorprenderlo con cualquier cosa o hablarle sin que haya una verdadera razón. Pero finalmente esto duele mucho porque nos gustaría que él también fuera sincero con nosotras y nos dijera si está o no interesado. Sin embargo estos chicos siempre nos mantienen ahí y hacen que nos arrepintamos de cada uno de nuestros intentos.

2. Nos ilusionamos por pequeñas muestras.

Nos ilusionamos demasiado cuando él hace algo que nosotras no esperábamos, algo así como buscarnos, escribirnos o cualquier otra cosa. Hay personas que no quieren darse la oportunidad con alguien, pero no soportan que ese “alguien” esté con otra persona que sí se esmera en hacerla feliz.  Eso es muy cruel.

tumblr chica triste

3. Lo mantenemos alejado de nuestra familia.

Definitivamente nuestros papás tienen más experiencia que nosotros. Es como si tuvieran un sensor para saber quién nos conviene y quién no, por eso a veces preferimos alejar a este chico de nuestros padres, pues sabemos que no será de su agrado.

4. Decidimos presentárselo a alguien cuya opinión nos importa.

Nos arrepentimos después de hacerlo porque no tiene la acogida que esperábamos. Las personas que nos quieren, nuestros amigos o familia, son más objetivas que nosotros y notan cuando alguien no nos quiere o cuando alguien nos hace mal. Nos duele escuchar ese tipo de cosas de ellos, pero nada se puede hacer.

5. Hacemos lo que sea para ser parte de su mundo.

La gente nos nota diferentes o nos volvemos más hurañas, esto sucede porque cuando nos involucramos con alguien que es muy distinto a nosotras, hay una influencia recíproca, sólo que en este caso él nos influencia y permanece inmutable a nosotras. Además descubrimos una parte de nosotras que no sabíamos que teníamos y que no nos agrada mucho.

estres

6. Nos desequilibramos.

Dejamos de hacer cosas que eran importantes para nosotros tratando de estar disponibles para él. No jerarquizamos ni distinguimos aquello significativo de lo superfluo y dejamos de rendir en la escuela o el trabajo.

7. Ya cuando las cosas acaban.

Terminamos con el corazón roto. Es irónico, porque a pesar de que nos creíamos más fuertes, sabíamos que si nos involucrábamos con ese chico terminaríamos así. A pesar de que nos duela en el momento, en un futuro le agradeceremos porque no sólo nos hizo más fuertes, sino que nos permitió conocernos un poco más. A veces para saber quién eres tú, debes perderte a ti misma.

Te recomendamos

Tienes que ver