Cosas que puedes hacer con un brasier viejo

Los sujetadores no son eternos, se desgastan, se aguadan, pierden su forma y en algunos casos hasta se rompen. Pero eso no quiere decir que tienen que ir a parar directo a la basura. Hay muchas cosas que podemos hacer con ellos antes de mandarlos por completo al olvido.

Checa y decide de qué manera les darás una segunda oportunidad a esas prendas que tanto hicieron por ti.

Dónalo

No solemos tener mucha cultura de donación, pero siempre se puede empezar. Así que si tu sostén aún está en buenas condiciones pero tú ya quieres renovar tu ropa interior, busca dónde puedes donarlos, así otras personas podrán seguir aprovechándolo.

Crea una bolsita

Puedes crear un pequeño costalito para meter popurri y así aromatizar tus cajones. O bien un bolso un poco más grande para proteger tu celular o llevar dinero en tu bolso.

bolsito

Úsalos para rellenar cosas

¿El oso de peluche de tu hijo ya se ve sin forma y todo aguado? ¡Aprovecha las copas de tu brasier para rellenarlo y devolverle la forma. Puedes aplicar este mismo principio con cojines y con todo lo que se te ocurra.

Refuerza tu guante para cosas calientes

A veces los guantes para horno no son lo suficientemente pachones para alejarte por completo del calor. Pero puedes reforzarlos con las copas de tu brasier. Cóselos o pégalos en la zona de los dedos. te sentirás más confiada al sacar la bandeja de galletas. O puedes hacerte uno más pequeño como este.

oven mitt

Haz una cobija

Junta blusas, pantalones, calcetas, brasieres y demás prendas que ya no vayas a usar y córtalas en pedazos del mimo tamaño. Cóselos y create la cobija más original del planeta.

Úsalos para crear parches

¿Se te ha roto el pantalón y no tienes cómo parchar el hoyo? Pues tu sostén podría salvarte el trasero.

parches

Hazlos arte

Puedes enmarcarlos y crear arte sexy para tu habitación.

Cóselo a una prenda

Si quieres tener más soporte en tus prendas strapless, cose las copas de ese brasier a la prenda, así te dará más forma.

copas

Protector de zapatos

Hay algunos zapatos que por más cosas que les hagas te siguen lastimando de la parte trasera. Corta un pedazo que se amolde al zapato y pégalo justo en esa zona que tanto molesta. O bien úsalo como plantilla cuando uses tacones, así te cansarás menos.

Rodilleras

Créale unas rodilleras a los más pequeños del hogar. Cose dos o más copas entre sí, para crear un soporte súper pachonsito. Así las caídas no lo lastimarán jamás.

Te recomendamos

Tienes que ver