Cosas que no debes permitir que te pasen al convertirte en madre

Sin duda alguna la vida cambia cuando te conviertes en madre, tu rutina, tu mente y tu cuerpo se alteran. Sin embargo es necesario no irse a los extremos, pues descuidar ciertas cosas en tu vida podrían traerte frustraciones en el futuro. Ser buena madre no es sinónimo de abnegada. Trata de evitar que esto te pase o las consecuencias serán bastante insoportables para ti y para los que te rodean.

1. Descuidar tu figura.

Dejarte engordar no está nada padre, y no hablo solamente del lado estético, ya que tu autoestima se va a los suelos y con eso tu salud. Recuerda: cuerpo sano, mente sana. Ser madre no es pretexto para no esforzarnos.

2. Cortarte el cabello.

Muchas mujeres aman tener el cabello largo pero optan por cortarlo por “comodidad”. No lo hagas, siempre encontrarás al menos 5 minutos para hacerte algo lindo.

motherhood

3. ¡Adiós uñas!

Antes de ser mamá tus uñas eran largas y lindas, hoy hasta mordidas las tienes.

4. Dejar de comprarte cosas lindas.

Está bien que estés algo obsesionada con tu bebé y quieras comprarle mil y un cosas, pero tú también importas, no te dejes de lado.

tired mom

5. No consentirte.

El papá está igual de calificado que tú para cuidar al bebé, así que deja que él también sea responsable de su hijo, así tu podrás tener un día para ti sola.

6. Usar sólo ropa deportiva.

Sé que usar ropa cómoda es lo mejor para realizar las tareas de una madre, pero no caigas en el extremo de verte fodonga. Hay ropa cómoda y linda.

mothers

7. Desvivirte por tus hijos.

Para que tus hijos puedan estar bien tú tienes que estarlo. Por eso primero debes concentrarte en ti para poder brindarles lo mejor a ellos.

8. Descuidar a tu pareja.

Si permites que tu hijo se vuelva tu mundo, poco a poco irás excluyendo a tu pareja. Tienes que entender que fueron y serán siempre una pareja sin importar si hay hijos o no. No descuides esta parte, tengan citas, encarguen al bebé y revivan la pasión.

tired moms

9. Dejar de salir con tus amigas.

Parece que de tu boca no sale otra cosa que no sea: “No tengo tiempo”, pero la realidad es que sí puedes tenerlo. Si quieres ver a tus amigas lleva a tu bebé o encárgaselo a alguien.

10. Ignorar a tus mascotas.

Ellas son parte de tu familia, no las veas como un estorbo o como una carga, intégralas a la nueva rutina.

Te recomendamos

Tienes que ver