Cosas que debes dejar de decirte cada vez que alguien te termina

Las rupturas amorosas siempre son dolorosas, pero no todas sufrimos con la misma intensidad. El nivel del dolor que experimentas dependerá de si tú terminaste al chico o si él te terminó a ti. Si ya lo veías venir o te tomó por sorpresa, si llevaban poquito o mucho juntos etc. Pero hoy nos enfocaremos en aquellas chicas que andan en la depre porque fue su pareja la que las botó sin piedad.

El dolor es inevitable pero hay ocasiones en las que nosotras solitas somos las que le echamos limón a la herida y eso obvio hace que el proceso de curación se alargue. Si quieres superarlo y dar vuelta a la página de manera más sana y rápida, estas son las cosas que debes dejar de decirte a ti misma:

¿Por qué no hice mejor las cosas?

Lo primero que debemos dejar de hacer cuando nos mandan por un tubo, es empezar a vivir en el “hubiera”. Y si “hubiera hecho esto”, “Si no hubiera dicho aquello” y un infinito etc. No sirve de absolutamente nada más que para torturarte y retrasar tu felicidad. Lo más seguro es que ambos hayan cometido errores y aciertos, las cosas simplemente no funcionaron. Tienes que aceptarlo, así de simple.

Seguro se consiguió a alguien mejor que yo

Ok, supongamos que te dejó por alguien más o que han pasado algunos días o meses y él ya tiene otra pareja. ¿Por qué tienes que torturarte pensando que ella es mejor que tú? Lo único que ocurre es que quizá ella es más compatible, tienen más cosas en común, se llevan mejor etc. Nada de eso quiere decir que tu seas mejor o peor. Simplemente ellos son más compatibles.

Yo no era suficiente para él

Y dale con la cantaleta, no contentas con decirnos que la nueva novia es mejor que nosotras, ahí vamos a darle un puñetazo a nuestra autoestima diciéndonos que no fuimos suficientes para él. Claro como el es perfecto, entonces nosotras terminamos siendo las basura ¡Basta! Las cosas simplemente no funcionaron, no te hagas sentir menos sólo porque algo no funcionó.

Jamás encontraré a alguien como él

¡Ojalá! Prende un cirio y pide para que eso que acabas de decir (que es lo más cuerdo que haz dicho durante el drama) se cumpla. ¿Cómo por qué vas a querer a otro igual? Si eso ocurre, las cosas con ese otro tampoco funcionarán. Tienes que aprender a separar las cualidades de la persona. Puedes querer algunas cualidades de él en otra persona, pero no creo que también quieras conservar sus defectos.

Deja de repasar en tu cabeza las cosas buenas

No sé por qué a las mujeres nos fascina torturarnos, algo malo pasa con nuestro cerebro. Y es que cuando terminan con nosotras, lo primero que hacemos es llorar, tirarnos al drama y empezar a repasar una y otra vez los buenos momentos. No tiene nada de malo que al principio se te vengan a la mente, pero si es en lo único en que piensas, comenzarás a idealizarlo y eso no te permitirá ver con claridad las cosas negativas que fueron las que llevaron a la ruptura.

No lo eliminaré porque pensará que estoy ardida

¿Y? Que piense lo que le venga en gana, eso es algo que a ti te debe tener sin cuidado. Eliminarlo de tus redes sociales te ayudará a evitar espiarlo, a no mandarle mensajes, ni a enojarte porque el ya siguió su camino.

Le mandaré un mensaje sólo para saber si está bien

Sí claro, que te lo crea tu abuela. Lo que quieres es seguir en contacto, no quieres cortar el último hilo que crees que los une. No lo hagas, entre más retrases esto más doloroso será.

Y si se arrepintió y ahora no sabe cómo buscarme

Querida mía, si se arrepintió de haberte dejado, créeme que encontrará la manera de localizarte. Y si eso ocurre ¿de verdad estás dispuesta a regresar con alguien que no te valora ni lo hará? Deja de fantasear con cosas que no pasarán y que si ocurren no te convienen en lo absoluto.

No te obligues a estar triste

Nos han enseñado a que cuando una relación termina tienes que estar triste y hasta destrozada. Pero qué pasa si en realidad no te dolió tanto o bien, lo estás superando bastante rápido. No obligues a tu cerebro a estar triste sólo porque es lo que se supone tienes que sentir.

Y si regresa ¿Lo volvería a aceptar?

Cuando nuestra pareja nos termina, siempre fantaseamos con la posibilidad de que vuelva y todo sea mágico. Es parte del proceso, pero si te clavas con la idea, te harás más daño, así que deja que las cosas fluyan y tú enfócate en ti.

Te recomendamos

Tienes que ver