Cosas que deberías hacer mientras eres una ‘Nini’

Por diferentes razones, toda chica en algún punto de su vida ha llegado a ser “nini” (ni estudia ni trabaja). Algunas se lo toman pésimo y la pasan mal en esta transición de la vida. Tranquila, ya llegará algo bueno. Pero, por ahora puedes hacer muchas cosas con todo ese tiempo libre que tienes. Así harás algo de provecho y el tiempo pasará volando.

1. Aprende otro idioma

Nunca está de más un nuevo idioma, te será bueno en tu currículum. Sin mencionar que nunca hay que dejar de trabajar la mente. Además podrás hacer nuevos amigos.

2. Trabaja en algo simple

Quizá no quedaste en la escuela que querías o no consigues el trabajo de tus sueños. Pero puedes trabajar en algo simple como mesera o recepcionista. Vivir del dinero de tus papás durante esta época de tu vida te hará dependiente y retrasará tu madurez.

3. Entra a una asociación civil

Sé que acabamos de mencionar que el dinero es importante, pero entrar a una AC será bueno para tu expediente y aprenderás gratis. Puede ser con rescatistas de animales, reclutadores de donadores de sangre, etcétera.

4. Visita a tus viejos amigos

Cuando comienzas a trabajar o estudiar, tu tiempo social comienza a disminuir. Aprovecha ahora para visitar a cuantos amigos o conocidos tengas. Así harás los lazos más fuertes que antes.

5. Aprende algo que siempre quisiste

No hay que perder de vista lo importante, el crecimiento personal. Haz algo que siempre quisiste hacer. Aprender a maquillarte como profesional, tocar un instrumento, cantar, bailar, incluso algo sencillo y barato como pintar con acuarelas.

6. Haz algún deporte

Estar tanto tiempo encerrada y sin nada que hacer te traerá malos pensamientos y llegarás a estresarte. Hacer un deporte te relajará. Y no necesitas dinero. Puedes practicar yoga en casa, jugar futbol en el parque, andar en bici, etcétera.

7. Aprende labores domésticos

No porque seas “nini” vas a vivir siempre en el techo de tus padres. Puedes aprovechar tu tiempo libre para aprender a lavar, planchar, hacer de comer o el súper. Así cuando te mudes, la vida no te agarrará en curva.

8. Toma clases en línea

Existen muchísimas páginas que se dedican a la enseñanza en línea. Aprenderás más de lo que piensas. Como nadie estará observándote, tu disposición tendrá que nacer del corazón.

9. Haz un viaje de mochilazo

El tiempo es más valioso que el dinero. Ahora que tienes esta riqueza llamada “tiempo” aprovecha y lánzate de viaje. Aunque sea a una ciudad vecina, acampar, etcétera.

Te recomendamos

Tienes que ver