Cosas que creías verdad de llegar a los 25… pero son mentira

¿Creías que cumplir 25 es cosa de “otro mundo”? Pues debo decirte que no, de hecho yo estoy por cumplir 26 y debo confesarte algunas tristes e incómodas verdades que aprendí sobre esta edad.

Nota: No digo que aplique para todas ustedes, pero mínimo para mí sí.

Tendrás un trabajo bien pagado y que te hace feliz

¡Falso! La verdad es que el 90% de ustedes tendrán un trabajo en donde posiblemente terminen asesinando a su jefe debido a lo fastidioso que es y en el cual te pagan como si fueras obrero asiático de una fábrica clandestina… (aunque tengas título universitario).

Tus padres (por fin) te tratarán como adulto

¡Falso! La verdad es que te seguirán tratando como si tuvieras 13 años y querrán seguir teniendo control de tus decisiones.

Serás más estable en tus relaciones amorosas

¡Falso! De hecho verás que cada vez es más difícil tener algo “serio” con alguien debido a tus miedos y traumas del pasado.

Habrás olvidado a tu novio que tanto amaste cuando ibas en la secundaria

¡Falso! Aunque hayan pasado años sin saber el uno del otro, posiblemente tú lo sigas stalkeando y pensando día tras día… ¿Cómo hubiera sido mi vida a su lado?

Tendrás claro qué es lo que quieres y tus metas a corto plazo

¡Falso! De hecho te estarás preguntando si lo que estudiaste en verdad no fue un error. Sentirás que día tras día pierdes el tiempo en cosas que no te llevan a ningún lado.

Serás más segura de ti misma

¡Falso! Si a los 15 eras insegura y jamás trabajaste en ello, lo más probable es que a los 25 lo seas también. Eso no se quita mágicamente de un día para otro.

Sabrás controlar mejor tus emociones

¡Falso! Explotarás con más facilidad, te enojarás más rápido, dirás cosas hirientes sin importarte y llorarás incontrolablemente por cualquier cosa. Te lo digo por experiencia.

Vestirás ya como una mujer y no como una adolescente

¡Falso! La mayoría a nuestros quinces nos veíamos en un futuro vistiendo con tacones, blusas escotadas, faldas pegaditas, blazers, etc… Pero al llegar a esa edad, te das cuenta que es lo que menos te interesa en la vida.

Serás independiente

¡Falso! Lamentablemente será común que te la pases viendo quién te ayuda con mil pendientes y deudas que posiblemente tengas.

Tu única preocupación será ser feliz

¡Falso! Tus preocupaciones principales serán: pagar la tarjeta de crédito a tiempo, tener ropa limpia para el trabajo, darte cuenta que ya no adelgazas con tanta facilidad como antes, etc.

Si quieres más consejos incómodamente ciertos, ¡por fa síguenos en Pinterest!

Te recomendamos

Tienes que ver