Cosas por las que no pienso pedir perdón jamás

Hay cosas en la vida por las que una chica jamás debería pedir perdón, pues no tienen nada de malo. Así que el mundo se puede caer pero no vuelvo a pronunciar un “lo siento” por nada de esto, pues en realidad no lo siento.

Terminar a alguien.

Si termino a alguien es porque no quiero estar con esa persona por mil y un razones. Pedir perdón realmente es una hipocresía. “Siento mucho terminarte, pero en realidad no lo siento porque ya me urge que salgas de mi vida”. Justo así suena.

Decir la verdad.

La verdad puede llegar a ser muy dolorosa e incómoda, pero es la verdad. Si me disculpo por decir la verdad estaría mintiendo, así que ese perdón no sirve.

kiss face

Eliminar a gente de mi vida.

Yo soy de las que elimina constantemente a gente de su Facebook, por ejemplo: ¿por qué debo conservarlos si nunca me hablan y a mí tampoco me interesa hablares? Mucha gente me dice que soy mala onda o cruel, pero yo no lo creo así que no me disculparé por eso.

Publicar lo que se me de la gana en Facebook.

Facebook es un sitio para expresarse, cada uno tiene el control sobre su propio perfil. Mi idea es que si a la gente le molesta o no le gusta lo que pueda llegar a publicar, está en todo su derecho de no verlo o eliminarme, pero no de decirme que lo borre o que no lo publique.

Decir groserías.

No es que me la pase de mal hablada todo el día como si estuviera enloquecida, pero a veces se me sale una que otra, es mi manera de ser. Mucha gente se ofende de nada y de todo, y no pienso disculparme, es una palabra, el valor se la damos nosotros.

wink

No rasurarme.

Ok, les contaré mi anécdota. Un día estaba con un chico practicando el arte del amor y olvidé rasurarme las piernas, y de pronto él muy sacado de onda me pregunta ¿No te depilaste?, y yo sin pena le dije que no. Todo continuó como si nada, el asunto murió ahí y no me disculpé porque no había razón para hacerlo.

Por mis preferencias.

Mis preferencias sexuales o de cualquier índole no le conciernen a absolutamente nadie más que a mí. Y es algo por lo que nadie debería disculparse. ¡Nadie!

Por gastar mi dinero en lo que me gusta.

Vivimos demasiado estresados tratando de complacer a los demás, pero debemos entender que eso jamás será posible. Una vez que lo entendí fui mucho más feliz. Consentirme y ponerme en primer lugar no tiene nada de malo. Usar tu dinero en las cosas que te gustan no requiere ninguna disculpa.

helados

Por ser vegetariana.

¿Una disculpa por dejar de torturar y matar animales para mi propio beneficio? ¡No lo creo!

Por vivir con mi novio sin casarme.

Yo siempre he visto el casamiento como un ritual que el hombre ha inventado. Está perfecto que muchas mujeres sueñen con ese momento, pero satanizar a quienes se lo saltan porque no lo desean no es justo. Así que la disculpa no vendrá de mi parte. El amor no se disculpa porque no daña.

sorry

Por no querer tener hijos.

Parece que ser mujer es sinónimo de madre, y si te sales del estereotipo te juzgan como si hubieras asesinado a alguien a sangre fría. Yo tomo las decisiones sobre mi útero, así que la disculpa debería venir de parte de los entrometidos que se creen con el derecho de opinar.

Comer lo que se me dé la gana.

Amo comer, trato de cuidar mi salud pero no me privo de nada. Vida sólo hay una y la voy a disfrutar al máximo.

Te recomendamos

Tienes que ver