Contras de conseguirte un Sugar Daddy

Un Sugar Daddy es un hombre exitoso que sabe lo que quiere. Son emprendedores y disfrutan de acompañantes atractivas a su lado. El dinero jamás es problema, y su principal característica es que son muy generosos con su Sugar Baby. Aunque este tipo de relación siempre ha existido, hoy en día se ha vuelto muy popular y hasta nombre le han puesto. Pero no todo es color de rosa; si bien tiene sus ventajas, las contras también empañan este tipo de relaciones, como por ejemplo:

Te lloverán críticas

La sociedad sigue sin estar preparada para este tipo de contratos o “relaciones”, y como vivimos en un mundo machista (lamentablemente así es) tú serás la que reciba todo lo negativo. Pero si te importa un comino lo que la gente hable de ti y todo se resbala, entonces no tendrás problemas con este punto.

La gente creerá que eres una chica de dudosa reputación

Aunque sé que muchos de estos hombres no buscan sólo ese tipo de interacción contigo, la mayoría también quiere compañía, charla, e incluso cariño, debemos aceptar que hay algunos que solo te querrán para calmar sus antojos.

Es un contrato no una relación amorosa

Ambos saben que lo que buscan no siempre es una relación seria que tenga futuro. Ambos obtienen ventajas de este tipo de relaciones, ambos son conscientes de lo que ocurre. Así que si crees que se enamorará y se casará contigo, es mejor que no te involucres en una relación de este tipo porque podrías salir bastante afectada.

Es fácil acostumbrarse a un estilo de vida que no es tuyo

Este tipo de relaciones siempre tienen una fecha de caducidad, y durante el tiempo que estén involucrados tú tendrás acceso a un estilo de vida diferente, y acostumbrarse es más fácil de lo que crees. Así que cuando termine el golpe de realidad puede ser demasiado duro.

Puedes sentirte usada

Si bien ambos obtienen beneficios de este tipo de “contrato”, conforme las cosas avancen puedes sentirte utilizada, aunque tu también obtengas grandes beneficios. Así que si no eres consciente de la situación, puede afectarte emocionalmente.

Terminarás sintiéndote súper presionada

Un hombre de este estilo busca a una chica, atractiva físicamente, así que la presión por verte siempre bien, al final puede cobrarte factura. Podrías incluso someterte a procedimientos quirúrgicos sólo por complacer y al final darte la arrepentida de tu vida.

Tienes que esconderte de la familia

Si bien la mayoría de los Sugar Daddies son solteros; estamos en México y tenemos que adaptarnos a la realidad. Eso quiere decir que la mayoría de hombres tendrá familia y tú terminarás siendo la otra. Así que tendrás que andarte escondiendo todo el tiempo.

Tu autoestima puede verse comprometida

Puede que de una “relación” así obtengas grandes beneficios materiales, puede que consigas un carro, departamento, ropa, viajes. Pero volvemos a lo mismo, si no eres consciente de la situación, al final sentirás que nada lo haz logrado tú, puede embargarte un sentimiento de inutilidad horrible.

Tus horarios ya no dependerán de ti

Lo más seguro es que el tenga el control, así que tus horarios y opiniones pasarán a segundo plano y tendrás que adaptarte siempre a su vida y decisiones.

Te sentirás como un objeto

No tienes porqué sentirte así, tener una relación de este tipo no está mal si ambos saben en lo que se meten, ya que los dos obtienen beneficios. Sin embargo, al final del día la mente siempre termina jugando en nuestra contra, y sentirte un objeto es una posible consecuencia.

Te recomendamos

Tienes que ver