Cómo usar leggings sin rostizarte en el intento

Usar leggings es lo más cómodo del mundo mundial, y es que no solo moldean las piernas como los skinny jeans, sino que son igual o más placenteros que los pants. Combinan con todo tipo de ropa y calzado, se adaptan a cualquier chica e infinidad de cualidades que las mujeres sabemos valorar.

Pero como todo en la vida, no todo es color de rosa, los leggings pueden ser un verdadero problema cuando hace mucho calor, pueden volverse sofocantes, y es por eso que decidimos traerles 10 outfits con los que andarán frescas como una lechuga.

Busca ropa corta, para que partes de tu cuerpo estén libres y así te sientas más fresca.

La ropa floja o ligera, puede ayudar al que el aire fluya por tu cuerpo.

Igual también puede optar por unos leggins más flojos para dejar circular el aire en tus piernas. O bien pants ligeros y ajustados que se verán como leggings.

Intenta usa leggins con tonos más claros, pues los colores como el negro acumulan más al calor.

Los leggins tres cuartos son igual de cómodos pero con más frescura en tus piernas y pies.

Puedes explotar tus leggins para usar tops, así tu torso estará destapado y más fresco.

Si no ubicas los leggins con ventilación, déjanos decirte que te pierdes de mucho, pues además de ser muy chic, dejan respirar a tus piernas.

Incluso hay diseños con diferentes tipos de hoyuelos, que igual funcionan para que tus pobres piernas respiren.

Si no sufres tanto con el calor, mínimo busca combinar tus leggins con sandalias.

Si sólo tienes los típicos leggins negros, puedes usar ropa blanca, para darle ese equilibrio entre el color más caluroso y el más fresco.

Te recomendamos

Tienes que ver