Cómo saber si necesitas urgentemente un cambio de look

Existen señales que nos indica si nuestro look va o no va con nosotras. Probablemente te has mirado al espejo y te has sentido un poco inconforme con lo que vez, o seguramente te han dado unas tremendas ganas de cambiarte el look radicalmente.

Sin embargo, pocas chicas se atreven a hacer un cambio de look, por miedo a lo nuevo o por amor a la costumbre. Aquí te dejaremos algunas señales para saber si es tiempo de hacerlo o no.

No va de acuerdo a tu personalidad

Habrás oído mil veces la frase “El interior es lo que importa”, sin embargo, el exterior es parte importante de la personalidad. Las dos cosas que forman la personalidad de cualquier chica son su manera de pensar y un buen look que lo demuestre, si sientes que ambas partes de ti no se llevan bien, busca cómo demostrar tus creencias en tu look.

Pareces retrato

Si más de una amiga te ha dicho que pareces retrato o tú misma sientes que no has cambiado en nada desde hace años y con esto no te sientes a gusto, lo mejor para ti sería cambiar tu look, aunque sea un poco, puedes buscar tutoriales para nuevo maquillaje, comprar nueva ropa o hasta cambiar tu corte de cabello.

Analiza tus fotos de Facebook

En un tiempo libre que tengas, busca las fotos más viejitas que tengas y después observa las actuales, intenta buscar al menos cinco cosas que hayas cambiado y mejorado de tu look. Otra cosa que puedes hacer, es observar tus antiguos looks, esos que te quedaban como anillo al dedo y abrirte a la posibilidad de repetirlos.

Te ves más grande

Exceptuando a las menores de edad que buscan entrar a algún bar, podemos casi asegurar que a ninguna chica le gusta que le digan “Aparentas mayor edad”, si te lo han mencionado, deberías localizar lo que estás haciendo mal, ya sea estar usando ropa de señora, maquillándote mal o hasta un corte de jubilada.

Te ves más chica

Sabemos que a las chicas, hasta nos halaga cuando alguien menciona “Te ves más joven”. Sin embargo, si te quitan 5 años de edad ¡Algo está mal! Pues seguramente sigues con un aspecto infantil, puede que aun uses ropa de cuando niña o llevas un corte de primaria.

Tu vida está cambiando

Si vas a cerrar un ciclo o a empezar una nueva fase en tu vida, un cambio de imagen te puede ayudar. Por ejemplo, si te estás graduando, cambiando de escuela, buscando otro trabajo o terminado una relación, un nuevo look puede darte esa seguridad extra que necesitas para seguir con tus planes.

No te gusta tu actual look

Si por mucho que te miras al espejo, no estás conforme con lo que ves, deberías empezar a preguntarte si es tu look el que no te agrada, pues algunas veces olvidamos que el cambio es bueno y dejamos de preocuparnos por cambiar o mejorar imagen. Todas deberían saber, que conforme vamos creciendo de edad y estatura, el look debe de adaptarse a tu edad y tus necesidades.

Tu belleza está en malas condiciones

Algunas veces olvidamos cuidar de nuestra apariencia; por ejemplo, nuestra piel necesita de vez en cuando una buena mascarilla o exfoliación, la ropa con el tiempo se deteriora, a veces olvidamos comer sano, nos apegamos al sedentarismo o hasta el cabello tiende a maltratarse si no lo cuidamos o cortamos de vez en cuando. El punto es buscar cuál parte de ti quieres mejorar.

Te recomendamos

Tienes que ver