Claves para saber si ya encontraste a tu alma GEMELA

La búsqueda del alma gemela ha regido a la humanidad por millones de años, no se si existe tal cosa, pero lo que sí sé es que cuando encuentras a la persona correcta  un click se escucha en tu alma. Pero, ¿cómo saber si ya la encontré?

Existen algunas claves que pueden confirmártelo. ¡Pon mucha atención!

soulmate

Se comunican sin necesidad de palabras.

Una mirada, un apretón de manos, una sonrisa, sólo la pareja entiende este lenguaje. Saben exactamente lo que quisieron decir sin una sola palabra.

Todo tu ser grita “¡Lo has encontrado!”

Te has enamorado mil veces pero esta es completamente distinta, tu alma sabe que hay algo especial.

La química física es palpable.

Mirarlo a los ojos, darle un beso, un abrazo, tomarlo de la mano, aunque pasen los años la chispa se siente como la primera vez.

Cuando lo(a) conociste sentiste que ya lo conocías.

Esa sensación de haberlo visto en algún lado, de haberlo conocido desde antes, son milésimas de segundo en las que el universo te está dando un mensaje.

soulmate2

Se sintieron cómodos desde el inicio.

Jamás hubo un silencio incómodo entre ustedes, desde el momento en que se conocieron todo fluyo como el agua, sin prejuicios ni máscaras.

Se retan a crecer.

Te reta como nadie y te motiva a ser una mejor versión de ti mismo (a).

No están de acuerdo en todo, pero son un equipo para todo.

Pueden tener visiones distintas de muchas cosas en la vida, pero saben llegar a un punto en el que ambos quedan de acuerdo.

No hoy otra persona que te de más calma.

Tu hogar no es el lugar en donde viven, tu hogar es tu pareja, no importa donde se encuentren o qué tan difíciles sean los momentos, sabes que si están juntos todo estará bien.
soul_mate

Tienen identidades separadas pero se enfrentan al mundo como uno solo.

No son iguales, cada uno tiene virtudes y defectos diferentes pero luchan como uno solo ante el mundo.

La conversación jamás se les termina.

Aunque pasen mucho tiempo juntos y los años corran, jamás dejan de hablar entre sí, las palabras son infinitas.

Te recomendamos

Tienes que ver