Chiquita, bonita y barata. Es la casa más cute que hayas visto. ¡Mírala por dentro!

Andrew y Gabriella eran un matrimonio como cualquier otro. Sólo con un gran problema, no tenían suficiente dinero y las deudas los estaban acabando.

Tomaron valor y decidieron economizar en todo para poder pagar sus deudas pendientes y lo lograron, incluso les sobró para poder comenzar un bello proyecto.

Con los $33,000 dólares que les sobraron de la venta de sus autos y de una propiedad que tenían, esta pareja compró un remolque viejo pero en buen estado, el cual acondicionaron como una pequeña casita con todas las comodidades básicas para  vivir bien.

Cuenta con una cocina, un baño y una bellísima vista al bosque.

casa de suenos

tiny-house-cabin2

tiny-house-cabin3

tiny-house-cabin4

tiny-house-cabin5

tiny-house-cabin6

tiny-house-cabin7

tiny-house-cabin8

tiny-house-cabin9

tiny-house-cabin10

tiny-house-cabin11

tiny-house-cabin12

tiny-house-cabin15

tiny-house-cabin13

tiny-house-cabin14

tiny-house-cabin16

Incluso con lo que ahorraron le pudieron construir su propia cabaña a su hija de 14 años.
tiny-house-cabin17
¿Te gustaría vivir ahí?

Te recomendamos

Tienes que ver