Carta hecha con el corazón para mi mejor amiga

Hoy mientras estaba sola en mi habitación me di cuenta de algo que te tengo que confesar…

No tienes una idea de lo bien que me hace saber que tengo una hermana, la cual aunque no es de la misma sangre, compartimos el alma. Por si no lo entendiste, me refiero a ti, mi mejor amiga.

large-69

Tú has sido parte de mi vida desde hace un tiempo y hoy es momento de agradecerte todas esas veces que no me permitiste hacer una tontería, que me regañaste por volver a buscar a ese hombre que me rompió el corazón o que me cuidaste de todos esos hombres mientras estaba un poquito borracha.

Me has visto llorar más veces que mi mamá y aún así me sigues consolando cada vez que acudo a ti a contarte un problema. Me encanta saber que contigo puedo ser yo misma, sin preocuparme por el hecho de que vayas a pensar de mí o que me vayas a juzgar como toda la gente lo hace. Siempre logras sacarme una sonrisa en los tiempos más complicados con comentarios bizarros que sólo a ti se te podrían ocurrir.

También es un buen momento para pedirte una disculpa por ese día que te pude haber hecho sentir mal, te tengo tanta confianza que a veces en verdad siento que somos hermanas. Créeme que jamás ha sido mi intención lastimarte. Hoy mi mundo no sería tan divertido y tan hermoso si tú no fueras parte de mi vida.

El propósito de esta carta no tiene otro motivo mas que hacerte saber lo importante que eres para mí y asegurarte que siempre estaré ahí para ti en los momentos buenos y malos.

Te quiero con todo el corazón hermanita, gracias por hacerme tan feliz.

Te recomendamos

Tienes que ver