Caeli no sabe si será abuela o no

Nuestra querida Caeli ha andado tan desaparecida de su casa, que a su regreso de tan increíbles vacaciones se topó con una sorpresa que para nada se esperaba, y que además la tiene confundidísima sin razón alguna.

Resulta que al llegar a su hogar encontró a su perrita Dalila un poco gordita, de inmediato pensó que quizá se debía a un embarazo porque al irse, Dalila se encontraba en su periodo y estuvo todo el tiempo junto a su otro perro Goliat. Así que cualquiera con dos dedos de frente al verla así, estaría seguro de que dentro de esa barriga hay bebés.

Pero Caeli no, tuvo que ir al veterinario, que tienen menos dedos de frente que ella, para que le dijeran si estaba o no a punto de convertirse en abuela, pero la dejaron igual de confundida.

Así que ahora no sabe qué hacer y todo indica que esperará a que la naturaleza tome su curso.

Te recomendamos

Tienes que ver